4 poderosos alimentos que te ayudarán a tener un buen parto

Qué comer semanas antes de empezar con las contracciones y dar a luz

Beatriz Martín Jiménez
Beatriz Martín Jiménez Matrona y enfermera pediátrica

¿Qué tenemos que comer antes del parto? ¿Hay alimentos que nos pueden ayudar a tener contracciones? ¿Podemos provocar el parto con ellos? Hay mucha leyenda urbana sobre el tema, y poca información realmente contrastada, así que vamos a intentar aclararnos y a intentar ayudarte a tener un buen parto. 

Cuidados y alimentación para tener un buen parto 

alimentos que te ayudarán a tener un buen parto

Cuando se acerca la fecha probable de parto todo el mundo parece impacientarse y empiezan las prisas por conocer al bebé. Las mamás (y a veces los papás también) reciben llamadas casi a diario para saber cómo van, si notan algo diferente, cómo se sienten.

Incluso a veces se le achaca al bebé “que no tiene ganas de salir”. Pero nos olvidamos de la palabra más importante: “probable”. Y es que ahí está la clave. Como su propio nombre indica, la fecha probable de parto es solo probable, posible, y eso quiere decir que el bebé puede nacer alrededor de esa fecha, desde unas dos semanas antes a unas dos semanas después. Así que casi podríamos hablar del “mes probable de parto”.

De todas formas es normal que esa impaciencia se contagie y tengamos ganas de ver la carita de nuestro bebé. Y empezamos a pensar qué podemos hacer para adelantar el nacimiento. Personalmente, soy de las que piensan que cada bebé nace en el momento indicado, pero sí es cierto que podemos intentar estar en las mejores condiciones para cuando llegue el momento. Eso incluye cuidarnos física y emocionalmente.

¿Cómo? Pues principalmente descansando, realizando una actividad física moderada y alimentándonos adecuadamente. Y todo ello desde el disfrute más absoluto para que la oxitocina fluya a chorros por nuestro cuerpo y bañe al bebé también. De este último punto, el de la alimentación, vamos a hablar hoy. ¿Qué podemos comer semanas o días ante de ponernos de parto? Apunta en tu lista de la compra estos cuatro alimentos. 

- Dátiles
Varios estudios han encontrado que el consumo de diario de dátiles en las semanas previas al parto puede mejorar el progreso del parto y reducir la necesidad de inducción y el sangrado postparto por su posible efecto estimulante sobre la contractilidad uterina. La cantidad no está muy clara, varía entre 4 y 8 dátiles diarios, así que decide tú misma cuántos quieres tomar. Lo que sí que es cierto es que es un buen sustitutivo de otros productos dulces menos sanos, como bollería industrial, galletas o chuches y mucho más nutritivo por su aporte de fibra, vitaminas del grupo B, hierro, potasio, magnesio o triptófano. ¡Todo son ventajas!

- Té de hojas de frambueso
Esta planta es rica en vitamina C, ácido fólico, magnesio, calcio, potasio y flavonoides, y se ha utilizado tradicionalmente para depurar el hígado y los riñones. En los últimos años se ha extendido su uso en las últimas semanas de embarazo por su supuesta capacidad para tonificar y estimular el útero. No es que provoque contracciones, pero sí que puede ayudar a que, cuando empiecen, sean más fuertes y por tanto más efectivas. Puedes tomarla a partir de la semana 37 del embarazo, hasta 4 tazas al día, aunque se recomienda empezar por dosis más bajas e ir aumentando progresivamente.

- Piña
La piña contiene bromelina, una enzima que rompe las fibras de colágeno, por lo que parece que puede ayudar a que el cuello uterino se vaya ablandando y así se facilite la dilatación.

- Aceite de onagra
Muy rico en ácido linoleico, uno de los principales precursores de prostaglandinas. Cuando tomamos aceite de onagra, nuestro cuerpo transforma los ácidos grasos que contiene en prostaglandinas. Las prostaglandinas maduran el cuello uterino y lo preparan para el parto. La dosis recomendada suele ser 1500mg al día dividido en tres tomas, desde la semana 37 de embarazo. 

Estos son los alimentos más recomendados, pero seguro que tú has escuchado algunos más, dependiendo de las costumbres y tradiciones de la zona en la que vivas. Como te decía, salvo en el caso de los dátiles, no se ha podido demostrar su influencia en el trabajo de parto. Más bien se cree que “preparan” el cuello uterino para que, cuando empiecen las contracciones, se abra más fácilmente. Además, como tampoco parece que tengan efectos secundarios, por probar no se pierde nada.

Así que ya sabes, estas últimas semanas de embarazo cuídate, alimenta tu cuerpo y tu alma, y sobre todo disfruta cada día como si fuera el último día de tu embarazo… porque alguno lo será. ¡Feliz parto!

Puedes leer más artículos similares a 4 poderosos alimentos que te ayudarán a tener un buen parto, en la categoría de Parto en Guiainfantil.com.