Trastorno ansioso de la madre tras el parto. Cómo afrontar la ansiedad postparto

Por qué algunas mujeres tienen miedo, tristeza y ansiedad tras el nacimiento de su bebé

Carola Álvarez Arce
Carola Álvarez Arce Psicóloga Infanto-Juvenil

Es habitual que los futbolistas antes de salir a la cancha donde van a jugar el partido sientan nervios. Esta sensación que sienten los deportistas es conocida como ansiedad, una emoción caracterizada por una fuerte activación fisiológica como resultado de una anticipación a algo. Sin embargo, los deportistas no son los únicos que sienten presión ante un acontecimiento importante. Tras el nacimiento del bebé, son muchas las madres que deben aprender a afrontar la ansiedad postparto

En el caso del trastorno ansioso de la madre tras el parto, esa sensación de nerviosismo se vuelve limitante, es decir, hay ciertas reacciones, como tener un miedo o preocupación exacerbada, que no pueden controlarse. Como consecuencia, la vida de las madres que padecen ansiedad puede deteriorarse mucho.

Síntomas del trastorno ansioso de la madre tras el parto

Por qué se produce el trastorno ansioso de la madre tras el parto

Durante el postparto muchas mujeres pueden experimentar el trastorno ansioso. De hecho, alrededor del 10% de la población ha sufrido ansiedad después del parto. Es más frecuente en aquellas mujeres que ya han padecido episodios previos de ansiedad, así como las que carecen de una red apoyo o las que sufren de estrés durante la recuperación (dificultades económicas, desempleo, mudanza, muerte de algún ser querido etc.).

Estos son algunos de los síntomas psicológicos más frecuentes: cambios en el estado de ánimo, pensamientos negativos que no se pueden controlar, una constante preocupación de que algo malo va a suceder con el hijo, etc. A nivel fisiológico se pueden experimentar mareos, náuseas, constantes movimientos motores (movimientos de manos y pies), etc.

Para poder diagnosticar este trastorno es necesario que todos estos síntomas sean persistentes en el tiempo, dado que hay cierta normalidad en preocuparse excesivamente y algunos días el estado de ánimo puede decaer. Dentro de este cuadro es muy probable que algunos días la persona se pueda sentir bien y otros días su respuesta sea negativa.

Generalmente, las mujeres son diagnosticadas con depresión post-parto, mientras que la ansiedad postparto no es tan conocida por los especialista ¿Qué las distingue? Durante la ansiedad post parto, lo que sientes no está relacionado con un desánimo o la desvinculación con tu hijo. Es más común sentir una preocupación permanente que se traduce en un constante temor de que algo malo pueda pasarle, se pueden llegar a desarrollar ciertas conductas compulsivas como cerciorarse en todo momento de que está respirando o limpiar insistentemente los artefactos que utiliza el bebé, etc. Todo esto acompañado de una sensación fisiológica de tensión muscular, sudoración, palpitaciones etc.       

3 consejos para enfrentarse a la ansiedad postparto

1. No existe la madre perfecta
Respira y relájate. No tienes que hacer todo bien. No te exijas más de la cuenta. El cuidar de tu bebé ya demanda suficiente tiempo como para que además pienses en cumplir con tus otras actividades de manera perfecta. No te sientas culpable ni pienses que no estás cuidando bien a tu hijo. Mírate a ti misma con el mismo amor que miras a tu hijo.

2. Entra en contacto con la naturaleza
Intenta salir a caminar por un parque mientras observas los árboles, el horizonte de tu barrio y la naturaleza a tu alrededor. La mejor mezcla es el ejercicio al aire libre, porque aumenta el bienestar emocional.

3. Controla e identifica los pensamiento negativos
Cuando se sufren niveles altos de ansiedad, se tienen pensamientos intrusivos que te hacen preocuparte constantemente por tu hijo y que te provocan una visión catastrófica de los eventos futuros. Para contrarrestarlos te propongo que intentes racionalizar lo que estás pensando. Para ello es imprescindible exteriorizarlo y expresarlo, por ejemplo, hablándolo con tu pareja o una amiga. Que no te dé vergüenza, porque solo así podrás tener un enfoque más objetivo de tus ideas.

Como ves, realizando algunas estrategias concretas y haciendo más objetivas las emociones, la ansiedad puede ser bien orientada. De esa forma conseguirás cuidar de tu salud mental, y tu labor de madre será mejor llevada, impidiendo que todas estas ideas que te intranquilizan afecten al vínculo fundamental entre tú y tu hijo.

Puedes leer más artículos similares a Trastorno ansioso de la madre tras el parto. Cómo afrontar la ansiedad postparto, en la categoría de Posparto en Guiainfantil.com.