La curiosa coincidencia de quedarse embarazada a la vez que tu hermana

Dos hermanas gemelas se quedan embarazadas a la vez y dan a luz sus hijas con dos horas de diferencia

María Machado

Cuando alguien me pregunta qué día es mi cumpleaños, respondo diciendo mi fecha y, con una sonrisa en la cara, siempre añado: "el mismo día que mi madre". Y es que yo nací el día del cumpleaños de mi madre. Hay quien me responde con un 'pobrecita' por tener que pasarse el día de su cumpleaños dando a luz, pero para mí siempre habrá una conexión especial que nos une. Pueden pasar muchas cosas, pero siempre tendremos algo en común que será aún más fuerte: nuestro día especial.

Por eso, reconozco que al descubrir el caso de estas gemelas me he emocionado un poco. Para muchos puede ser una bobada o una anécdota, un mero hecho casual que se ha producido en un determinado día. Sin embargo, no me resulta complicado entender lo que esta pareja de hermanas gemelas ha sentido al quedarse embarazada y dar a luz a la vez. 

Estas hermanas gemelas han dado a luz a la vez a sus hijas

La casualidad de estas hermanas de quedarse embarazada y dar a luz a la vez

365 días tiene un año (366, si es año bisiesto); tantos días y estas hermanas de California parece que se han puesto de acuerdo. Ellas nacieron el mismo día y ahora sus hijas han repetido esta bonita situación. Dicen que quedarse embarazada tiene algo de contagioso, pero que el parto haya sido en el mismo día es una curiosa casualidad.

Las pequeñas Nadalie y Candra, como han llamado a los bebés, han venido al mundo con tan solo dos horas de diferencia. Y esta bonita curiosidad se ha producido a pesar de que Bao Nhia Julia Yang y Bao Kou Julie Yang tenían programados sus partos para días diferentes. ¿Creéis en el destino?

Ha sido tan grande la sorpresa para todos que el Community Medical Centers, el grupo de hospitales al que pertenece el centro en el que han nacido, no ha podido resistirse a compartir esta foto en Instagram para dar a conocer esta bonita historia.

En varias entrevistas, estas hermanas han asegurado que esta circunstancia les ha hecho muy felices. No solo ha dado la casualidad de que han sido también dos niñas, sino que sus pesos también han sido similares (3,3 kg y 3,1 kg).

La suerte de quedarse embarazada a la vez que tu hermana

Las propias hermanas gemelas lo han descrito como un milagro, pero lo cierto es que quedarse embarazada en la misma época y dar a luz el mismo día que tu hermana, que además es tu gemela, es toda una suerte.

1. El lazo creado ya es para siempre
Si estas hermanas ya tenían un vínculo tan especial, por el hecho de ser gemelas, ahora ese lazo se ha hecho aún más grueso y ha incluido a sus pequeñas hijas. Su relación ha quedado reforzada, igual que la de las primas recién nacidas.

2. Siempre tienes a alguien te comprenda
Tu hermana conoce mejor que nadie tus circunstancias, el tipo de educación que te han dado, las influencias que has recibido según te has hecho mayor... Por eso, nadie te va a comprender mejor que tu hermana. Y si además se da el caso de que ella también está embarazada, el grado de empatía se multiplica por mil.

3. Tienes con quién hablar de tus problemas
El insomnio, las patadas del bebé, los picores en la piel, el dolor de pies... Con tu hermana puedes compartir cualquier emoción o preocupación que te asalte, porque es muy probable que ella también la esté viviendo.

4. Te conviertes en madre y tía al mismo tiempo
Ser madre es una de las sensaciones más emocionantes, pero si a eso se le suma el hecho de convertirse en tía al mismo tiempo, la felicidad es doble.

5. Tienes compañera para la preparación para el parto
Tu hermana y tú compartiréis los momentos buenos y los momentos malos. Y siempre tendrás a una compañera para ir a las clases de preparación para el parto.