Cómo divorciarse en positivo para no dañar a los niños. Separación consciente

4 claves para llevar a cabo un divorcio que cuide el bienestar emocional de padres e hijos

Cuando una pareja con hijos decide separarse, se inicia un proceso de cambio en el que hay que tener en cuenta muchas cuestiones. El bienestar emocional de los padres y de los niños es una de las prioridades. Por ello, a continuación te damos algunas claves que te ayudarán a saber cómo divorciarse en positivo para no dañar a los niños. Se trata de llevar a cabo una separación consciente que sea respetuosa con la salud mental de toda la familia.

Cómo los padres pueden divorciarse en positivo

Divorciarse en positivo con los niños

¿Qué te evoca la palabra separación? Quizás miedo, fracaso, dolor... o, por el contrario, liberación, independencia, cambio... ¿Qué sientes cuando escuchas la palabra divorcio? Este es un inicio muy particular, para antes de seguir leyendo, reconozcas tu punto de partida; y cuando termines de leer este artículo, volveremos a preguntarte si ha cambiado algo.

La palabra DIVORCIO puede estar unida a transformación, oportunidad y aprendizaje. Ya sabemos que verla desde esta perspectiva no es fácil, pero si posible. Por ello, en esta ocasión hablaremos de cuáles son las claves para llegar a vivir un divorcio o una separación de la manera más consciente posible para ti y para los tuyos. Lo más importante es divorciarse en positivo para que ni los niños ni los miembros de la pareja salgan dañados.

Recuerda que no solo hablamos de divorcio o separación de pareja, a veces la vida también nos pone delante la decisión de separarnos de nuestra familia, de un ser querido o de una amiga, por lo tanto, las claves que os daremos, servirán para cualquier ámbito en el que te encuentres de separación y quieras gestionar la situación de una forma más positiva.

Qué es la separación consciente para evitar dañar a los niños

Qué es la separación consciente sin dañar a los niños

Un divorcio consciente o una separación en positivo consiste en entender la separación como ese cambio natural después de haberlo intentado todo o tras la ausencia de sentimientos que ya no permiten mantener la relación. Esa separación es un paso natural y no se considera un fracaso. El objetivo es separarse sin hacer daño al otro, ni al entorno familiar, ni a los hijos y por supuesto ni a ti mismo/a.

Sin entrar demasiado en la parte jurídica y más técnica del proceso de divorcio (ya que no es el tema que aquí nos concierne) me gustaría recomendarte que este tipo de asuntos relacionados con la legalidad se los encomiendes a un profesional. No te toca a ti hablar, batallar, discutir, o negociar con tu pareja este tema.

Lo mejor es que dejes tus energías para lo que realmente importa, que es la gestión emocional tuya y de los tuyos ante este proceso de cambio familia. Esta parte del divorcio podría ser la parte legal y luego estaría, el divorcio emocional que es el que realmente nos interesa en este artículo.

Cómo tener buena voluntad ante el divorcio de los padres

El divorcio consciente de los padres

Acabar una relación en buenos términos y, por tanto, lograr divorciarse en positivo (o lo que se llama también una separación consciente) requiere de buena voluntad entre ambas partes, de inteligencia emocional para hacer frente a las situaciones adversas, y sobre todo, para el manejo de las emociones. Aunque no creas que tienes esas emociones, te aseguro que ante situaciones así como es un divorcio, es una gran oportunidad para poder trabajarlas y/o descubrirlas.

Por ello también la separación en positivo necesita de mucha autorresponsabilidad, de no querer ser beligerante, de poner el foco en el bien común de la pareja y por supuesto de los hijos, en trabajar coordinados, en tener ganas de colaborar con la pareja para que todo fluya. En definitiva, en querer hacer las cosas de manera cordial, positiva y con el máximo cariño posible.

Este tipo de separación consciente requiere de la ayuda de un profesional, porque en una relación sentimental las emociones son las que guían y en este momento, las emociones están a flor de piel, por lo tanto, acompañarse de un profesional que os acompañe a la hora de gestionar vuestras emociones y las de vuestros hijos es una decisión acertada.

No olvidemos que nuestro cerebro siempre tiende a mantenernos seguros y protegernos, pero ante la separación o divorcio la inseguridad se apodera de nosotros, por lo que el cerebro se pondrá a la defensiva y se sentirá más vulnerable. Por este motivo, nos incitará a defendernos o a huir para mantener la protección. Por lo tanto, cuanta más ayuda recibamos de los profesionales, más seguros volveremos a sentirnos y mejor podremos gestionar en positivo esta separación.

Claves para lograr un divorcio o separación en positivo

Cómo podemos divorciarnos los padres

El objetivo del divorcio o la separación consciente es no llegar a juicio y mantener una cordial relación después de este proceso, de manera que los niños sigan sintiéndose en un entorno seguro, protegido y de bienestar. Estas son algunas de las claves para conseguirlo:

1. Busca ayuda de un profesional
La primera clave para conseguir divorciarte en positivo sería pedir ayuda a un profesional. Esta ayuda podría llegar a través de un proceso de mediación. La mediación nació a raíz de Psicología Humanista y su fin es resolver el conflicto encontrando acuerdos satisfactorios para ambas partes.

2. Nútrete de herramientas para gestionar tus emociones
La segunda clave, la definiría en pedir ayuda para gestionar el mundo emocional a través del mindfulness, la meditación, el yoga o cualquier otra disciplina que nos ayude a conectar con nosotros mismos. Este tipo de herramientas ayudan a los padres que se están separando, pero también a los niños.

3. Planifica tu tiempo con tus hijos
La tercera clave sería realizar una buena planificación y gestión del tiempo que pasaremos con nuestros hijos, de manera que ellos sientan que su madre o su padre están presentes y que están disfrutando de un tiempo de calidad.

4. Gestionar otras necesidades de los niños
La cuarta clave de una separación consciente sería gestionar las necesidades de nuestros hijos en cada momento. Para ello, te invito a realizar con cierta frecuencia esta pregunta: ¿Qué necesitas de mí en este momento? Estamos seguros de que las respuestas te pueden sorprender. Esta pregunta también es muy buena para que tú mismo/a te la cuestiones con cierta frecuencia al día, de esta manera estarás autogestionando tus propias emociones y atendiendo a tus necesidades.

Y por último, y no por ello menos importante (sino todo lo contrario), no olvidéis nunca que hasta en este proceso tan difícil se puede acudir al amor como herramienta para gestionar cualquier malestar que se este viviendo. Queramos o no, el amor siempre estará presente en la relación ya sea en el momento de inicio como el momento final, cuando se llega hasta la separación o el divorcio consciente.

Por cierto, ahora que sabes que se puede tener un divorcio en positivo, ¿qué te evoca la palabra 'separación' o 'divorcio'?

Puedes leer más artículos similares a Cómo divorciarse en positivo para no dañar a los niños. Separación consciente, en la categoría de Relación de pareja en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: