Guía para encender la chispa del amor en una pareja tras tener hijos

8 motivos por los que una relación o matrimonio de unos padres puede acabar cayendo en la monotonía

Hedda Álvarez del Castillo
Hedda Álvarez del Castillo Psicóloga de pareja

La monotonía y la rutina son dos de las bases que se encargan de afectar una relación amorosa. Son las causas de que una chispa o llama que existió alguna vez, comience a desvanecerse conforme pasa el tiempo. Al inicio de una relación todo parece ser pasión; cuando quieres salir con esa persona que te atrae, haces todo por conquistarla... Sin embargo, llega un momento en el que parece que esa llama se va apagando. Revisa esta guía para volver a encender esa chispa del amor que hubo un día y que se ha perdido en el matrimonio tras tener hijos.

La chispa del amor en la pareja una vez que son padres

Mantener la chispa de la pareja tras los hijos

Generalmente, cuando la llama del amor comienza a desaparecer tiene muchas razones que debemos tomar en cuenta. Uno de los errores que más cometemos al buscar a una pareja, es no quererla como nuestro compañero o compañera de vida, es decir, muchas mujeres antes de encontrar a su otra mitad, buscan al padre de sus hijos(y viceversa). Provocando así, que esta 'chispa' que se 'pierde' realmente sea porque nunca existió. Debido a esto, una vez que son padres, los hijos se vuelven lo más importante para la madre, olvidándose de su marido.

También, en otros casos, cuando existe la 'chispa' los problemas que se experimentan influyen la monotonía y la rutina, lo que afecta mucho la chispa en el matrimonio. También las relaciones íntimas se van apagando por el cansancio y la falta de interés de ambos.

Para poder tener una chispa en el matrimonio, o en una relación en general, el ingrediente número uno es el amor a la pareja. Debemos recordar que tanto la casa, como el coche e incluso los hijos en un inicio, no deben ser la razón principal por la que estemos con una persona; si a ti te importa todo eso, realmente no estás disfrutando el amor, estás viviendo un momento de calentura. Para manejar un matrimonio o relación de forma sana, debe existir un compromiso de amor.

Guía sobre qué puede llevar a un matrimonio a una crisis

Qué hace perder el amor al matrimonio tras ser padres

Existen muchas maneras de perder la chispa para una pareja con hijos, estas incluyen:

1. Aburrimiento
Como ya hemos mencionado antes, el aburrimiento incluye la monotonía y rutina. Siendo esta una de las primeras razones por las que una pareja con hijos comienza a alejarse.

2. Problemas en las relaciones íntimas
Cuando una persona se preocupa más por lo que las personas pensarán de ella en lugar de realizar las fantasías que se ha creado y satisfacerse a ella misma y a su pareja, es cuando comienzan a existir problemas dentro de las relaciones íntimas.

3. Estrés, ansiedad y depresión
Buscar a la pareja solo por tener hijos u otros motivos que no sean amor, comienza a reflejarse de alguna manera conforme pasa el tiempo. Esto evita la chispa o llama amorosa.

4. Depresión posparto
En muchas ocasiones, es muy normal que la mujer después de haber dado a luz padezca depresión posparto, lo que en muchas ocasiones puede provocar que no solo no quiera estar con su pareja, sino que tampoco quiera estar con su hijo. Por lo que es importante acudir a ayuda para ser tratada y evitar malos ratos.

5. Falta de placer en las relaciones íntimas
Esto es un problema muy común en las mujeres, ya que muchas veces no se dan cuenta de que realmente no están disfrutando el momento de pasión y solo esperan a que este termine. Tarde o temprano, este factor será visualizado por ambos en la relación de pareja, haciendo que se vuelva difícil la situación. Por ello, se debe tratar lo más pronto posible.

[Leer +: Guía para afrontar el divorcio sin dañar a los hijos]

El amor del matrimonio tras tener hijos

6. Problemas en la relación
Todas las relaciones amorosas, en algún punto de su vida, comienzan a tener problemas por la razón más mínima. Cuando esto no se trabaja de forma adecuada, la chispa de pasión empieza a desvanecerse por falta de comunicación y los problemas se convierten en discusiones sin control. Si algo te molesta de tu pareja y no sabes como cambiarlo, es mejor que respondas a dos preguntas; ¿lo puedes superar?, ¿lo vas a aguantar?

7. Dejar de hacer por complacer
Un problema muy común, a pesar de que al inicio parece ser una 'acción de amor', realmente no lo es. Es importante que entendamos que amar no es complacer solamente a nuestra pareja. En una relación ambos tienen el mismo peso, por lo que se deben mantener las actividades que a uno le gustan, ya sea que sean compartidas o separadas, es decir, si a ti no te agrada ver un partido de americano, no lo hagas por complacer solamente a tu pareja. Existen límites que se deben marcar desde un inicio.

8. El bebé se convierte en prioridad
Uno de los errores que solemos cometer mucho, principalmente las madres, es darle 100% de atención al bebé y olvidarnos por completo de nuestra pareja, provocando que la misma se comience a alejar.

Es importante tomar en cuenta todo lo mencionado para poder activar de nuevo la chispa de nuestra relación de pareja tras tener hijos, es importante reconocer las causas de que esta se desvanezca y trabajar para activarla.

Cómo mantener la llama del amor encendida tras tener hijos

Cuidar la relación de pareja para los niños

Ahora bien, dicho esto debemos conocer las bases que hacen a una relación duradera, con chispa y las soluciones de lo antes mencionado:

- Respeto
El respeto es la base fundamental para el matrimonio de los padres; si no hay respeto, no hay chispa. El amor es como una planta, se trabaja diario, no la riegas, se seca.

- Comunicación asertiva
Esta comunicación asertiva implica también la escucha activa. Otra de las bases fundamentales para una pareja, debemos tomar en cuenta que nuestro marido o esposa no puede adivinar lo que queremos, por ello, es importante hablar de forma adecuada, comunicar lo que pensamos y lo que sentimos.

- Romper la rutina
Dentro de la crisis de pareja tras tener hijos, recuerden que están juntos, ¡cambien la rutina! Hagan su mejor esfuerzo, prepara esas enfrijoladas con una copa de tu mejor vino, ¡no guardes las mejores cosas para las visitas!

- Arréglense
Suele pasar mucho que después de tantos años de estar juntos, después de haber tenido hijos, comenzamos a perder las ganas de arreglarnos, siendo este un error. No dejes de usar esa ropa atractiva con la que te sientes tan poderosa o poderoso y con la que conquistaste a tu esposo o mujer, ámate, ama a tu pareja, arréglate para ambos.

[Leer +: Soy una madre sin tiempo personal]

- Cambia tu forma de actuar
Las madres, principalmente, deben dejar de ser pesimistas tanto consigo mismas, como con lo que las rodea. Si tú te hablas a ti misma de una forma pesada y negativa, sabes que a los demás les comunicarás lo mismo. ¡No revientes tus emociones! Una cosa es estar triste y otra es dejarte caer por completo en la cama durante mucho tiempo. Ayúdate, ubica el problema, ponle un nombre y trabaja en ello. Pide ayuda si lo necesitas, tener un psicólogo de cabecera, es importante.

La relación de pareja tras tener hijos

- Dense tiempo a solas
Recordemos algo muy importante; los hijos llegan a nuestra vida, no nosotros a la de ellos. Nosotros estamos para apoyarlos y verlos volar, ellos terminarán haciendo su vida. Sin embargo, nuestra pareja es la que seguirá con nosotros. No importa qué tan difícil parezca, disfruten de un momento a solas.

[Leer +: Las madres tienen que irse solas de vacaciones]

- Cuenta los temas a su tiempo
Sí, tanto tú como tu pareja son los padres, y ambos son su mismo apoyo, pero esto no significa que en el momento que él entra por la puerta, debes comenzar a gritar sobre lo que los niños hicieron. Disfruta el momento y luego háblalo de forma tranquila, apoyándote en él.

Un matrimonio debe impulsarse mutuamente, debe existir un compromiso de ambos. Si no hay un compromiso desde el inicio, no habrá una chispa que revivir.

Aunque parezca imposible conseguir tiempo para estar con nuestra pareja, realmente no lo es, solo debemos actuar. Busquemos ayuda con nuestra familia, pidamos que se encarguen unos momentos de los niños mientras disfrutamos de un día romántico con nuestro esposo o esposa, hablemos con los niños y pidamos su ayuda, ellos también comprenden. Siempre hay formas de conseguir un tiempo a solas.

También se recomienda pedir ayuda de un profesional, es mejor acudir con un especialista y arreglar las situaciones a ver cómo el tiempo nos come.

Puedes leer más artículos similares a Guía para encender la chispa del amor en una pareja tras tener hijos, en la categoría de Relación de pareja en Guiainfantil.com.