8 razones por las que necesitas unas vacaciones como madre

En algunos países como Estados Unidos se ha creado el término momcation

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Dentro de poco es mi cumpleaños y he decidido hacer algo especial. No es que sea una fecha redonda - para nada, cumplo 44 años- pero creo que estoy en un momento vital de mi vida en el que necesito hacer algo por mí, así que he organizado una salida de fin de semana con noche incluida fuera de casa con mis amigas. Sí, señores y señoras, voy a viajar sin mi marido y sin mis hijas. Y, aunque sé que me va a costar desconectarme de ellos y que les voy a tener presente en cada paso que dé, creo que tomar distancia del estrés del día a día me puede venir muy bien. Te preguntarás por qué hago esto, ¿verdad? Estas son las razones por las que necesito tomarme unas vacaciones como madre. 

Por qué necesito tomarme unas vacaciones como madre 

cogerme vacaciones como madre

Todavía hoy, tras unos cuántos años sin tener entre mis brazos a un bebé propio, me veo en la cola de una tienda o de un baño de un restaurante balanceando mi cuerpo como si estuviera durmiendo a una de mis hijas. Y es que han sido tantas horas sin dormir, tantos paseos nocturnos, tantos intentos de siestas infructuoso que eso ya vive dentro de mí. Pero no es todo. No sé si a ti te habrá pasado, pero algunos días me despierto en mitad de la noche porque creo escuchar llorar a mis hijas cuando el que realmente está con un llanto incontrolable es el niño de mi vecina. 

Imagino (o no) que se irá pasando, pero si no es así, me acostumbraré a ello. A lo que no termino de hacerme a la idea es a salir sin mis hijas, y es que eso de estar sola en un sitio sin tener que llamar la atención a nadie o sin tener que preguntar si quieren ir al baño o que no corran o griten es otra historia. 

Para mí la familia es el motor de mi vida. Ha sido un pilar fundamental durante mi infancia y lo que soy, con mis virtudes y mis defectos, se lo debo a mis padres, pero también a mis abuelos y a mi tía. Todos ellos me han dado todo lo que necesitaba: AMOR. Y eso es lo mismo que mi marido y yo estamos intentando transmitir a mis hijas para que se conviertan en adultos sanos y felices, tanto física como psicológicamente. 

Mi vida son mis hijas, eso no lo cambiaría por nada del mundo, pero también mi vida soy yo como mujer. De un tiempo a esta parte anhelo soledad y paz interior. Echo de menos aburrirme, tengo ganas de apartarme de todo y de aislarme para reconectarme conmigo misma otra vez. Al principio pensé que era la crisis de los 40, pero tras leer, buscar información e intercambiar opiniones con otras mujeres en mi misma situación, he llegado a la conclusión de que necesito tomarse unas vacaciones como madre o lo que los americanos han bautizado como momcation. 

Por qué necesito tomarme unas vacaciones como madre 

vacaciones como madre

Sé que muchas madres me pueden juzgar por ello y que pensarán, como yo lo hacía antes, que si tienes hijos es para cuidarlos y no para 'abandonarlos', por eso quiero explicarte por qué he tomado esta decisión de tomarme 48 horas de vacaciones. 

1. Porque la maternidad es un trabajo a tiempo completo
¿Quién puede trabajar 24/7 (24 horas al día, 7 días a la semana)? ¡Nadie! Y es que eso es la maternidad, porque no sé tú pero yo, incluso cuando estoy en el trabajo, estoy pensando en qué van a cenar las niñas o, lo que es peor, cuando tengo un día de libranza en casa, en lugar de dedicármelo a mí, me pongo a hacer cosas relacionadas con el hogar o con la familia. Imagina, por unos instantes, no tener que pensar en que alguien más coma, duerma, defeque o aprenda durante unos días. Si eso suena como un sueño hecho realidad, es posible que necesites una momcation.

2. Porque mis hijos conectarán más con su padre
Mis hijas están tan 'obsesionadas' conmigo que muchas de mis amigas se refieren a ellas como las niñas koala, por el hecho de que están todo el rato pegadas a mí. Esto hace que la relación entre su padre y ellas no sea tan fuerte y sólida como la mía, así que creo que estar dos días juntos les puede venir bien para ir creando más vínculos entre ellos

3. Para que me echen de menos
Los pequeños van a estar genial y, aunque tú tengas tus dudas, en el fondo de tu corazón sabes que es así. E igual que tú les extrañarás, ¡ellos te echarán de menos, y eso está muy bien! Este hecho les ayudará a desarrollar virtudes y valores tan importantes como la gratitud y el aprecio. 

4. Para sentirte más valorada
¿Cuántas cosas 'invisibles' haces al día? Me refiero a estas tareas que nadie ve y, por supuesto, que nadie valora. Tomarte unas vacaciones como madre puede ser un momento revelador para que los demás se den cuenta de qué papel juegas en el seno familiar.

5. Porque mis hijas necesitan nuevos aprendizajes
Puede que sea solo 48 horas, como es mi caso, pero durante este breve periodo de tiempo van a pasar muchas cosas en ti y en ellos, así que no te extrañe que a tu vuelta les notes diferentes. ¡Y no estoy exagerando! Al no estar tú, ellos experimentarán la vida de otra manera, lo que provocará nuevos aprendizajes y descubrimientos.

6. Porque me echaré de menos los 'malos hábitos'
Dicen que la ausencia hace crecer el cariño. Todas esas pequeñas irritaciones y mini molestias que se acumulan a diario toman un valor diferente cuando te alejas de ellas y... ¡hasta las llegas a echar de menos! 

7. Me permitirá volver a mis raíces
Harás un viaje en el tiempo en el que recordarás quién eres, porque con la maternidad algunas mujeres podemos llevar a olvidar que antes de ser madres éramos mujeres. Y harás cosas tan sencillas, pero olvidadas como reírte, observar, escuchar...

8. Por experimentar qué se siente al volver a casa
¿Cuántos días, a la salida del trabajo, has pensado que ojalá se estropeará el transporte público para tardar un poco más en llegar a casa? ¿O te has quedado en el coche mandando mensajes a tus amigas porque sabías que si subías no ibas a tener tiempo? Estos pensamientos no aparecerán por tu cabeza cuando te tomes unos días de vacaciones como madre, porque querrás volver para ver a tus hijos y achucharlos entre tus brazos. ¡Los reencuentros son maravillosos! 

Yo estoy a punto de dar este paso y tengo que admitir que me da miedo. En lo que más pienso es en el regreso y en lo que pueda sentir, pero sé que es algo que tengo que hacer y si lo necesito, ¡es que debo llevarlo a cabo!

Puedes leer más artículos similares a 8 razones por las que necesitas unas vacaciones como madre, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.