Lo que necesitáis es cuidar la relación de pareja tras tener hijos

Consejos para encontrar el equilibrio entre anteponer a los niños o tu matrimonio

Raquel Ripoll
Raquel Ripoll Educadora Social

Cuando estamos solos, sin hijos, es fácil encontrar tiempo para compartir en pareja, pero cuando llegan los niños, la cosa cambia. Al trabajo y las cosas de casa, ahora hay que sumarle la crianza y educación de unas personitas que se convierten en nuestra máxima prioridad, pero eso incluye cansancio, noches sin dormir, estrés y un montón de cosas que vamos dejando para cuando tengamos tiempo. Pero justo en esta vorágine, lo que necesitáis es cuidar la relación de pareja (sí, también y sobre todo después de tener hijos).

La importancia de cuidar la relación de pareja tras ser padres

Por qué cuidar la relación de pareja tras tener hijos

Entre todas las cosas que nos ocupan y preocupan en nuestro día a día, hay veces que dejamos la pareja para cuando no estemos tan cansados, cuando tengamos tiempo o los niños sean un poco más mayores. Y eso puede acabar pasando factura para el matrimonio. Y de qué manera.

Tendemos a dar nuestra relación de pareja por supuesta, pero nada más lejos de la realidad. Una relación es como una planta; no solo por tenerla seguirá viva. La planta (y la relación de pareja) necesita que la cuiden, que la abonen, que la rieguen y que la mimen. Algunas más que otras, sí, pero todas, al fin y al cabo, lo necesitan. De lo contrario, es fácil que se marchiten y mueran.

Es por esto que, si no queremos que nuestra relación de pareja haga aguas, necesitamos buscar momentos y espacios de conexión en los que compartir sueños, e ilusiones, no solo obligaciones, facturas y otras cosas relacionadas con la crianza y educación de los niños.

Cómo mantener la chispa del matrimonio tras tener hijos

El matrimonio tras tener hijos y ser padres

Lo primero es tener claro que los dos miembros de la pareja necesitamos más o menos lo mismo. Quizás uno quiere salir a cenar y dejar a los niños con los abuelos y el otro piensa que aún son demasiado pequeños para dormir fuera. Quizás uno quiere dejar al bebé un rato y el otro no quiere despegarse de él. Quizás uno quiere fugarse un fin de semana en pareja y al otro le basta con ver una película sin niños de por medio... Es cuestión de ver qué necesita y quiere cada miembro de la pareja y llegar a acuerdos que sean válidos para todos.

Para ello, os propongo que hagáis una lista con lo que os apetece hacer y después ir revisando: si los dos estáis de acuerdo o, si no lo estáis, busquéis un punto que os vaya bien a ambos, si es factible y cómo podéis organizaros para hacerlo realidad.

Una vez tenemos esto claro, viene la parte más complicada: encontrar el equilibrio. Sí, lo difícil es encontrar el equilibrio que nos permita estar bien con nuestros hijos e hijas y cuidar la relación de pareja. Y eso es algo muy personal de cada familia.

Igual vosotros, como pareja, necesitáis un ratito de conversación tranquila y sin interrupciones diario, y otra pareja prefiere desconectar un fin de semana al mes. Y está bien. Lo importante es ser realistas y adaptarnos a nuestras necesidades y a nuestras posibilidades, sin dejarnos influir por lo que hacen/dicen los demás.

No se trata de dejar de lado a nuestros hijos, sino de establecer prioridades para poder llegar a lo que de verdad es importante para nosotros y no perder nuestro tiempo y energías en cosas que, en realidad, no son tan importantes.

[Leer +: Mejorar la relación con tu expareja cuando hay hijos]

Si no estamos bien, no podremos acompañar a nuestros hijos

Nuestra relación de pareja tras tener niños

Cuando la relación del matrimonio o pareja no funciona y nos convertimos en meros compañeros de piso con quienes lo único que compartimos son las obligaciones y preocupaciones diarias, la cosa empieza a tambalearse y, como es lógico, eso nos afecta anímicamente. Nuestro humor cambia, estamos más irascibles, saltamos con más facilidad... y todo ello repercute en la forma en que nos relacionamos con nuestros hijos.

Si nosotros no estamos bien, difícilmente podremos acompañar un conflicto entre hermanos desde la calma, o acompañar una rabieta con respeto.

Cuando dentro de la familia hay una relación de pareja, esta se convierte en un pilar. Es como una mesa, si una pata cojea, se tambalea toda la mesa, ¿no? Pues exactamente igual con la familia, si la pareja cojea, afecta a toda la familia.

Pequeños gestos para cuidar la relación de pareja entre esposos

Gestos para cuidar la pareja todos los días

Con esto no estamos diciendo ahora de olvidarnos de todo y centrarnos solo en la pareja. En realidad, basta con retomar pequeños gestos que, muy probablemente, la rutina haya desmarcado de nuestro día a día como pueden ser:

1. Saludos
¿Recuerdas cómo saludabas a tu pareja al principio de vuestra relación? ¿Cómo la saludas ahora? ¿Te das cuenta de la diferencia? Retomar esos saludos cariñosos cuando la pareja llega a casa hace que el otro se sienta especial.

2. Tener pequeños detalles
No esperes al cumpleaños o al aniversario para tener un detalle con tu pareja. Prepárale su plato favorito, regálale el libro que le apetece leer o sorpréndele con un mensajito de WhatsApp a media mañana. Da igual lo que hagas, solo necesitas que tu pareja reciba un mensaje: eres importante para mí.

3. Recuerda lo que te enamoró de esa persona con la que decidiste compartir la vida
El día a día pone el acento en lo negativo y nos hace olvidar todo lo que nos gusta de nuestro marido, mujer o pareja.

4. Coquetea
Es una manera fácil y muy sencilla de mantener la chispa de la relación con tu esposo o esposa: déjale un mensaje en el espejo del baño, guíñale un ojo en público, dile lo mucho que te gusta, aprovecha cualquier momento para abrazarle y besarle...

5. Reconoce su esfuerzo y agradéceselo
Si se encarga de algo que sabes que no le gusta, o te toca a ti hacer la colada y la hace tu pareja porque sabe que estás cansada, dale las gracias por su esfuerzo.

[Leer +: Por qué hay parejas que se separan al tener hijos]

Como ves, más que priorizar la pareja o los hijos, de lo que se trata es de ver lo que realmente necesitamos y retomar pequeñas cosas que hacen que la relación se mantenga viva; pequeños gestos que marcan la diferencia entre una relación de pareja feliz y una condenada a marchitarse.

Puedes leer más artículos similares a Lo que necesitáis es cuidar la relación de pareja tras tener hijos, en la categoría de Relación de pareja en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: