Generación Bisagra: retos y responsabilidades de los padres actuales

Cómo la educación de tus padres influye en cómo educamos a nuestros hijos

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Generación Bisagra: dícese de los padres y/o madres que se responsabilizan del conocimiento y experiencias que quieren hacer transmitir a sus hijos, porque han tomado conciencia de su sistema de creencias y han decidido actualizarlo a su realidad y momento actual.

¿Qué significa esto? Que la manera en la que nos educaron a nosotros influye necesariamente en la manera en la que nosotros estamos educando a nuestros hijos, si bien debemos tener en cuenta todas las herramientas de las que disponemos en la actualidad. Como resultado, a los padres actuales se nos presentan algunos retos y responsabilidades a las que debemos hacer frente. Analizamos un poco más a fondo el concepto de generación bisagra.

La generación bisagra tiene grandes retos y responsabilidades como padres

Los retos y responsabilidades de los padres de la generación bisagra

Nos tratamos a nosotros mismos como un día nos trataron nuestros padres. Nos castigamos de la misma manera que nos castigaban nuestros padres. Además, nos amamos y nos animamos de la misma forma, si cuando éramos pequeños nuestros padres lo hacían. “Esto es culpa tuya” o “Eres [email protected], te amo”… ¿Cuántas veces te dices estas palabras? ¿Quién te ha enseñado a decírtelas?

Debemos recordar siempre que nuestros padres nos enseñaron lo que sabían, y lo que no sabían. Y es que, por ejemplo, si ellos no sabían amarse, es imposible que te enseñarán a ti a hacerlo.

Por ello, es importante escuchar a nuestros padres y tener en cuenta cómo fueron cuidados y queridos de pequeños; porque ellos también fueron aprendices de padres que tampoco supieron hacerlo mejor. Así sabremos de dónde vienen nuestros miedos, nuestra rigideces y nuestra manera de querernos. Y así vamos, de generación en generación…

De pequeños, nuestros padres nos construyen el sistema de creencias en el cual creemos y con el que crecemos. Cuando somos adultos, vamos creando experiencia que confirman ese sistema a través de lo que pensamos. Por ello, es importante que cuides tus pensamientos y las cosas que te dices y dices a los demás, porque así estarás creando tu realidad y tu futuro.

Sin embargo, no es nuestro pasado, con esas creencias o experiencias, lo realmente importa, sino nuestro presente. ¿Qué decido yo hacer en este momento con lo que me han dicho que fui? Tu momento de poder es ahora, porque crearás tu futuro sobre tus pensamientos actuales. Y sobretodo, y más importante, porque tú tienes la responsabilidad de rellenar el sistema de creencias de tu hijo sobre el que él creará su realidad presente y su futuro.

Por ello, me gusta pensar que formo parte de lo que yo llamo GENERACIÓN BISAGRA, ya que somos la generación que conociendo las circunstancias de nuestros padres, y teniendo a nuestro alcance las nuevas herramientas y teorías actuales que tenemos, debemos mejorar para que nuestros hijos crezcan y desarrollen un sistema de creencias mejor que el que nosotros recibimos.

Tanto si sabes, como si no quieres hacerte responsable de lo que sabes, estás transmitiendo aprendizajes a tu hijo. Tú decides cómo hacerlo, tú decides cómo enfrentarte a los retos y responsabilidades: siguiendo los pasos de tus padres y generaciones anteriores, o aprovechando para cambiar lo que a ti no te gustó y no te funciona, para que tu hijo no viva lo mismo que tú.

¿Tú también eres de la generación bisagra?