La frustración de los padres impide que sus hijos sean felices

Las señales que demuestran que eres un padre o una madre frustrada hacia tus hijos

Carola Álvarez Arce
Carola Álvarez Arce Psicóloga Infanto-Juvenil

Hay una emoción que es terriblemente incómoda y desagradable pero que, a pesar de todo, es muy común tanto en niños como en adultos. La frustración de los padres surge cuando estos depositan expectativas excesivas en los niños. Y las principales consecuencias de ello es que sus hijos no son felices y tiene una mala autoestima. Pero, ¿cuándo nos convertimos en padres o madres frustrados?

Cuándo los padres sienten frustración hacia sus hijos

Frustración de los padres hacia sus hijos

Cuenta la historia que mientras pintaba una obra de arte en la catedral de San Pablo en Londres, el pintor James Thornhill se maravilló tanto con su obra que comenzó a retroceder para poder verla mejor. Sin embargo, no se percataba que estaba muy cerca de caerse al vacío desde los andamios. Un asistente, al percatarse de que se avecinaba un fatal accidente para el pintor, entendió que un grito de advertencia podría acelerar la fatalidad. Sin pensarlo, mojo un pincel en el color y lo arrojo en medio de la maravillosa obra, El artista atónito, dio un salto adelante, salvándose de la caída al vacío, causándole una sensación de sorpresa y de frustración. Pues es de esta emoción la que quiero abordar, en referencia a los padres.

La emoción de la frustración de los padres aparece cuando las expectativas sobre los hijos no se cumplen e incluso son completamente lo contrario de lo que se pensaba de ellos. Entonces aflora en cada familia una inquietamente y desagradable sensación de tristeza y rabia. Ambas emociones están presentes en la frustración.

Mencionemos algunos hechos por los cuales los padres sienten frustración: cuando lloran mucho o lloran poco, cuando evidencian retrasos en aprendizajes esperados como el lenguaje o la lecto-escritura, porque presentan algún tipo de trastorno como déficit atencional o en sus rasgos físicos.

Esta frustración surge porque la mirada se pone en cómo te gustaría que fuera tu hijo más que gozar cómo él es.

Ser una madre frustrada impide a los niños ser felices

Los padres frustrados y la infelicidad de los niños

Reflexionemos sobre cuáles son las señales de alerta para saber si eres un padre o una madre frustrada y cómo evitarlo.

1. Menos perfecto pero más feliz
Hay algunos padres que depositan en los hijos una alta expectativa y para lograrlo muchas veces ponen en los hombros grandes exigencias, perdiendo de vista que lo más importante es que sean felices. Lo más importante no es que logren determinados objetivos, sino que alcancen la felicidad. Desde la neurociencia se sabe que un niño feliz logra incorporar aprendizajes de mejor calidad que un niño estresado y sobreexigido.

2. Mezclar exigencias y afecto
Las habilidades sociomocionales se aprenden desde pequeños y se aprende imitando conductas, por lo tanto, es importante que detrás de la exigencia este siempre el afecto de los padres. Cuando los hijos no cumplen sus objetivos, lo primero es la contención emocional.

Luego habrá tiempo para conversar sobre lo que se hizo mal, pero lo primero siempre es que los hijos se sientan profundamente queridos por sus padres en las derrotas. Entonces tendremos a niños con habilidades socio afectivas que logren regular sus emociones, habilidad que entregara herramientas tan necesarias como la resiliencia.

3. Lograr el autoconocimiento
Es imprescindible entregar un espacio en donde cada niño pueda conocerse, respetarse y quererse. Para que ello ocurra se deberá poner, en primer lugar, más lo que él quiere que lo que los demás esperan de él. Fomentar sus intereses y ayudarlo a conducir de mejor manera sus limitaciones.

Los padres que solo dan órdenes, y que juzgan el desempeño de sus hijos por lo que hacen y no por quienes son, perjudican el desarrollo de la autoestima positiva, quizá sin darse cuenta; razón por la cual es importante siempre captar que los hijos tienen una identidad propia y distinta de los deseos de los padres.

4. Sacar lo mejor de nuestros hijos
Finalmente la invitación es a la celebración y no la amargura por las diferencias de los hijos. Esto es un desafío constante para quienes somos padres, pero así debe ser el relato: en vez de ir buscando la perfección, tengamos en cuenta los detalles. No vaya a ser que podamos tropezar como James Thornhill y perdernos sobre lo más esencial de nuestros hijos.

¿Te reconoces como una madre frustrada?

El cuento que no quería escribirse. Un cuento contra la frustración de los niños El cuento que no quería escribirse. Un cuento contra la frustración de los niños. Esta es la historia de un cuento que no quería escribirse, un cuento que habla sobre la frustración infantil. Un cuento rebelde y una niña que quería domesticarlo. Descubre cómo termina este cuento para que los niños aprendan que no todo sale como uno quiere y que siempre hay alternativas.

Leo y su bicicleta. Cuento corto para niños sobre la frustración Leo y su bicicleta. Cuento corto para niños sobre la frustración. Este cuento corto habla a los niños sobre la frustración. Es normal sentirse frustrados cuando no logramos algo que queremos, y con este cuento infantil podrás hablar a tus hijos sobre esta emoción. Acompañamos la historia con actividades de comprensión lectora y más recursos educativos.

Cómo enseñar a los niños a manejar la frustración Cómo enseñar a los niños a manejar la frustración. La frustración nos llena de sentimientos de rabia de los que también podemos aprender. Y no es sólo algo propio de los adultos. Los niños también se enfrentan a la frustración y en la mayoría de los casos se ven desbordados por ella. No saben lo que es ni cómo manejarla. Te explicamos cómo puedes ayudarles a superar ese sentimiento para que no les termine haciendo daño.

5 enseñanzas positivas que los niños pueden extraer de la frustración 5 enseñanzas positivas que los niños pueden extraer de la frustración. A partir de la frustración los niños pueden extraer hasta 5 enseñanzas positivas. Te contamos cuáles son estas lecciones y por qué es importante enseñar a tus hijos a tolerar la frustración. Es una emoción incómoda pero muy frecuente, por lo debemos aprender a gestionarla.

No sé atarme los cordones. Poema corto para niños sobre la frustración No sé atarme los cordones. Poema corto para niños sobre la frustración. Este poema corto para niños habla sobre la frustración, una emoción que los niños deben aprender a manejar. Se titula No sé atarme los cordones y también puede animar a tus hijos a que aprendan a abrocharse los zapatos. Lo acompañamos de actividades y ejercicios.

5 cosas que los padres podemos aprender de la frustración de los niños 5 cosas que los padres podemos aprender de la frustración de los niños. Hay algunas cosas que podemos aprender de la frustración y ciertos comportamientos de los niños. Los padres debemos reflexionar sobre la conducta de los pequeños y descubrir algunas inseguridades en nosotros mismos. Consejos para que los padres reflexionen sobre la crianza.

Puedes leer más artículos similares a La frustración de los padres impide que sus hijos sean felices, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.