Padres poco cariñosos - Consecuencias de la falta de amor en los niños

Los niños necesitan apego seguro y vínculos emocionales para crecer felices y con autoestima

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Los padres poco cariños o los modelos familiares que han descuidado su base de afecto, cariño y confianza pueden provocar problemas en el desarrollo de los niños y causar ciertos problemas interpersonales de los hijos para su futuro. Pero, ¿qué consecuencias puede tener la falta de amor en la infancia?

6 consecuencias de la falta de amor y cariño en la infancia

La falta de amor para los niños

Algunos adultos se quejan de una niñez sin cariño y eso hace que, al ocupar ellos el lugar de padres, sientan que no saben cómo transmitir ese afecto que no recibieron. Así nos encontramos con dos tipos de padres: los que se paralizan y no saben cómo ser cariñosos con sus hijos (aunque sin duda, los quieran y se desvivan por ellos), y los que se vuelcan en no tener ese mismo trato con sus hijos y se convierten en padres emocionales y afectivos. Y es que somos el eslabón amoroso entre nuestros padres y nuestros hijos.

Así pues, superar las carencias afectivas de vuestra niñez se convertirá en el objetivo principal para evitar consecuencias en el desarrollo emocional de vuestros hijos. Tales consecuencias por la falta de padres afectivos, pueden conllevar:

1. Agresividad
Niños que siempre están a la defensiva, esperando a que se les recuerde que no son valiosos o que no se merecen sentirse acompañados.

2. Inseguridad a la hora de establecer relaciones
Miedo a sentirse traicionado, ignorado o abandonado. Desconfianza generalizada.

3. Dependencia emocional
Si alguien me da un poco de cariño, me quedo con esa persona aunque sea la que no me conviene, pues estará cubriendo esa necesidad afectiva que no se tuvo en la niñez.

4. Establecer relaciones tóxicas
Buscando lo que en casa no obtuvo, pueden entrar en núcleos sociales no deseables.

5. Conductas autodestructivas
Patrones de apego insanos.

6. Inmadurez cognitiva
La carencia afectiva también puede desembocar en una falta grave de maduración cognitiva, física, emocional y social. 'Abrazar, consolar y atender no es malcriar, es cuidar y educar en el amor'.

Los niños necesitan crecer con apego y vínculos fuertes

Los niños necesitan cariño y amor para crecer

Además, tenemos la teoría del apego que viene a explicar los distintos vínculos emocionales que las personas podemos establecer con otras personas a lo largo de nuestra vida. En los casos de carencia afectiva, los niños podrían llegar a desarrollar alguno de estos tipos de apego tan dañinos:

- Apego preocupado-ansioso
Niños que se convertirán en adultos que van a buscar su reconocimiento y aprobación en otras personas.

- Apego evitativo-independiente
Niños que serán adultos que no se sienten seguros consigo mismo y tienden a aislarse.

- Apego desorganizado
Futuros adultos que suprimirán sus emociones, que no les gustará la intimidad emocional.

Y por si esto no fuera suficiente, nos podríamos encontrar con el síndrome de la carencia afectiva, que viene a determinar ese vacío emocional que muchos adultos sienten como si les faltara algo o con una profunda sensación de soledad, que hará desarrollar hostilidad, rechazo, dependencia, celos, insatisfacción... o buscar cómo llenar esos vacíos con compras compulsivas, robos...

Consejos para los padres poco cariñosos con sus hijos

Cuando los padres son poco cariñosos

Todos estos motivos nos parecen suficientes para emprender el camino del amor y afecto, y para hacerlo posible contamos con estas recomendaciones:

- Crear una buena base de seguridad y confianza para responder a sus necesidades.

- Cuidar del bienestar físico y emocional para un crecimiento y desarrollo seguro. Abrázalo, muéstrale cariño, acarícialo y no dejes de repetirle que le quieres tal y como es.

- No se trata de cantidad de tiempo sino de calidad. Presencia para hacer sentir al niño querido por sus padres.

- La comunicación es la base de toda buena relación, préstale la atención que necesite y responde a sus necesidades.

- Anímate a superar tus propias carencias afectivas para ofrecerle a tu hijo lo mejor de ti, y por supuesto, pide ayuda a un profesional si fuera necesario.

Estos consejos deberán ser llevados a cabo en su justa medida o de lo contrario podremos desembocar en ser unos 'padres helicóptero', aquellos padres que se vuelcan tanto en sus hijos que les llevan a un exceso de control (que conllevará otras consecuencias).

'El amor no se mendiga ni se exige, se regala'. Para acabar, no olvides que durante la niñez los alimentos esenciales de nuestros hijos serán: el afecto, el cariño, el cuidado y el amor.

Puedes leer más artículos similares a Padres poco cariñosos - Consecuencias de la falta de amor en los niños, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.