Cómo fomentar el valor del amor en los niños

Consejos para enseñar a los niños a ser cariñosos

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Los niños tienden a ser reservados cuando se trata de dar muestras de amor hacia los demás. Fomentar el valor del amor en los niños debe ser algo que se debe hacer con cuidado, ya que, aunque es uno de los valores más gratificantes que le podemos inculcar, no podemos obligar al niño a sentir algo que no siente. Te dejamos algunas pautas, consejos, canciones y frases para fomentar el valor del amor a tus hijos.

Cómo fomentar el valor del amor en los niños

valor del amor en los niños

Que un niño sea cariñoso no siempre es fácil. A los padres nos encanta que nuestros hijos sean cariñosos con nosotros y con los demás, por eso muchas veces intentamos inculcar ese valor en los niños sin éxito. Y aquí los padres tenemos que aprender a que el amor no se compra y que el niño, cuando esté preparado y le apetezca, tendrá gestos de afecto hacia nosotros o hacia otra persona. 

También tenemos que aprender a 'no obligar a los niños besar a nadie'. Si insistimos en ello, lo único que conseguiremos será crearle a nuestro hijo un rechazo hacia esa persona y, por otro lado, mantendrá una actitud introvertida y distante y se guardará el amor para sí mismo. 

Una vez que tenemos en consideración esto, te vamos a pasar a dar una ideas para inculcar el valor del amor a los niños en tu día a día:

- Sé un ejemplo de amor. Es importante que jamás le faltan los besos y los abrazos y que también respetes su momento. Quizás algún día, por lo que sea, a él no le apetece dar amor. 

- Conecta con tu hijo y desconecta del móvil. Regálale siempre que puedas un poco de tu tiempo para que ese vínculo que os une desde el primer momento que os mirasteis se vaya fortaleciendo y vaya creciendo.

- Muestra a tus hijos que quién cuida, también ama. Y es que una forma de que vean lo que sientes por ellos es a través de esos instantes (los menos posibles, eso sí) en los que están malitos y tú te levantas a media noche. O te pasas toda una tarde terminando su disfraz para la función de Carnaval del colegio. 

- Invita a tus hijos a empatizar con esta emoción. Esto que puede sonar un poco locura lo puedes hacer a través de los cuentos, de las poesías, de las películas... Si encuentras alguna que verse sobre el amor y se la cuentas, tu hijo visualizará esta emoción de manera muy gráfica. 

- Enséñale el poder del amor. Explícale que el amor lo perdona todo y que, aunque él se equivoque o tenga un mal comportamiento en el colegio o una mala conducta con un amigo, tú le vas a seguir queriendo. Eso sí, también tiene que entender que esa actitud va a ser sancionada, pero que tú nunca le vas a dejar de querer.

- Que cultive su amor propio. No es cuestión de criar a niños prepotentes, egoístas o egocéntricos, sino de hacerle ver al niño que si él no se quiere es muy difícil que pueda transmitir amor a los demás. 

- Motiva a tus hijos a que demuestren más su amor. ¿Qué tal si le sorprendes haciendo algo que le guste? Seguramente después querrá devolverte este gesto de afecto y cariño que has tenido hacia él y piense en algo que te pueda gustar a ti. 

- Celebra el amor. Festejad en familia cada cosa que hagáis (una comida, una salida al campo, un partida de parchís en casa...). ¡No os reprimáis!

El amor es el alimento para el cerebro del niño

el amor en el cerebro del niño

¿Sabes qué necesita realmente un niño para ser feliz en su infancia y desarrollarse posteriormente con éxito en su madurez? ¡Amor! ¡Solo eso! Ya te hemos explicado más arriba cómo puedes darle amor a tu hijos y cómo puedes hacer para fomentar este sentimiento/emoción en ellos.

Ahora te vamos a contar el por qué de dar tanto amor: por qué es tan importante que una persona se sienta amada y reciba amor; y es que el amor es el alimento clave para el cerebro de un niño. Si ya lo decían los Beatles: 'All you need is love'.

- El amor hace crecer el cerebro. Desde el principio (incluso desde que tu pequeño está contigo en tu tripa) el amor que le brindes va a determinar su desarrollo. Y es que el crecimiento de tu pequeño tiene que ver con algo más que la comida que come y el ejercicio que hace. El amor también le afecta.

- La autoestima del niño aumenta con el amor. Un estudio sobre estudiantes de secundaria descubrió que cuanto más se sienta un niño apoyado por sus padres, más fuerte será su autoestima. En particular, esto tiene un gran impacto en las niñas, que necesitan un poco más de apoyo externo. Cree en tu hijo y él creerá en sí mismo. 

- El amor hace niños más sanos por fuera y por dentro. Amar a tus hijos no solo les hace más inteligentes y más seguros, sino que incluso les hace más saludables. Un niño maltratado tiene más riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares, problemas de colesterol, diabetes, patologías cardíacas o derrames cerebrales.

- El rendimiento escolar de un niño depende del amor. Intentamos muchas cosas diferentes para ayudar a nuestros hijos a tener éxito: les llevamos a las mejores extraescolares para fortalecer sus mentes, les 'presionamos' para que trabajen duro y les animamos constantemente. Sin embargo, lo que realmente marca la diferencia es creer en ellos y en sus habilidades. Solo así conseguirán desarrollar sus cualidades, su talento y conseguir grandes metas.

Cuentos y poesías que hablan de amor

¿Qué pasaría si juntamos los cuentos y el amor? ¿Y si unimos el amor con las poesías? Surge una combinación perfecta para que los padres podamos transmitir este valor a nuestros hijos de una forma educativa, lúdica y didáctica. ¿Te gusta la idea?

Puedes leer más artículos similares a Cómo fomentar el valor del amor en los niños, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.