Chistes cortos de escuela y colegio para niños

Selección de 16 chistes cortos para niños, que hablan de escuela, profesores y alumnos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Si quieres pasar un buen y divertido rato con tus hijos, y reíros sin parar, te recomendamos ese listado de chistes cortos sobre la escuela o el colegio de los niños.

Entre los 5 y los 10 años de edad, los niños se encuentran en la etapa sensitiva perfecta para que estimulemos su buen humor. Con buen humor, no hay problema o dificultad, ni disgusto, que no se supere.

Invita a tu hijo a aprender y a contar chistes para sus amigos y familiares. Un poco de humor no viene nada mal a nadie. Además, contar chistes alivia tensiones, evita el estrés, enseña a soltarse, y lo mejor, invita a reír a los niños y a todos.

Seleccionamos 16 chistes cortos de escuela para niños

16 chistes de colegio para los niños

Guiainfantil.com ha seleccionado algunos chistes cortos que hará reír a todos en la familia. Son cuentos que hablan de la escuela, del colegio, de los niños y de los profesores. Te invitamos a reír.

La profesora a un alumno:
- Quiero que digas una palabra que empiece con la letra D.
El alumno:
- Ayer
La profesora:
- Pero Ayer empieza por la A, no por la D
El alumno:
- Como que no, profesora. Ayer fue Domingo.

 


Juanito llega a casa con el recibo de la escuela y su padre le dice:
- Madre mía, ¡cómo es caro estudiar en tu colegio!
Y Juanito le dice:
- Y mira, papá, que yo soy el que menos estudia en mi clase.

 


Pedrito le pregunta a la maestra:
- Maestra, ¿usted me castigaría por algo que yo no hice?
La mestra:
- Claro que no, Pedrito.
Pedrito:
- Ahhhh, pues que bueno, porque yo no hice mis deberes.

 


Un professor le pregunta a un alumno:
- ¿Arroz es con S o con la Z?
Y el alumno le contesta:
- Aquí en la escuela no lo sé, profesor, pero en mi casa es con tomate.

 


La profesora riñe a Carlota:
- Carlota, otra vez comiendo chicle en clase... ¡A la papelera!
Y Carlota le pregunta:
- Maestra, ¿el chicle también?

 


Un padre le pregunta a su hija:
- Hija, ¿crees que tu profesora desconfía de que yo te ayudo en los deberes escolares?
Y la niña le dice:
- Creo que sí, papá. Ella me dijo que te dijera que deberías volver a la escuela.

 


El padre le dice al hijo:
- Hijo si sacas mala nota en el examen de mañana, olvídate que soy tu padre.
Al día siguiente le pregunta el padre al hijo:
- Hijo, ¿cómo te fue en el examen?
Y el hijo le responde:
- ¿Y tú quién eres?

 


La profesora pregunta a Juanito:
- Juanito, si yo tengo dos sandías en una mano y dos en la otra, ¿qué tengo?
Y dice Juanito:
- Tienes unas manos enormes, profesora.

 


La profesora le pregunta a Pedrito:
- A ver Pedrito, ¿Cuál cree que sería la escuela perfecta?
Y Pedrito le contesta:
- Cerrada, profesora.

 


Un libro de matemáticas está llorando en una esquina de un colegio y va un niño y le pregunta:
- ¿Por qué lloras?
Y le dice el libro:
- Es que tengo muchos problemas.

 


La profesora le dice a Jaimito:
- Jaimito, dime cinco cosas que contengan leche.
Y Jaimito le contesta:
- Cinco vacas, profesora.

 


¿Cuál es el colmo de un profesor de matemáticas?
- Equivocarse cada dos por tres.

 


Un día Carlitos llega a su casa y su mamá le pregunta:
- ¿Cómo te fue en el colegio?
Y Carlitos le responde:
Como en el Polo Norte, todo bajo cero.

 


La profesora le pregunta a Jaimito:
- Jaimito, ¿Por qué no trajo los deberes?
Y Jaimito contesta:
- Porque usted dio tareas para la casa y yo vivo en un apartamento.

 


La niña llega a casa y dice a su madre:
- Mamá, mamá, ¡en el colegio he sacado un 10!
Y la madre contenta le pregunta:
- ¿Ah ,sí?, ¿En qué asignatura?
Y la niña le dice:
- Pues, un 3 en matemáticas, un 2 en lengua, un 3 en inglés y un 2 en gimnasia.

 


¿Cuál es el colmo de una profesora de matemática?
Que tenga cálculos en el riñón.