El ejercicio físico hace a los niños más inteligentes

Por qué hacer deporte es bueno para el cerebro

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Hacer ejercicio es muy bueno para la salud. Es una actividad que nos ayuda a mantenernos sanos y hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos, nos ayuda a combatir la ansiedad. Pero no solo eso, ya que se ha demostrado científicamente que la actividad física también es beneficiosa para el cerebro y mejora las habilidades cognitivas como por ejemplo la capacidad para recordar y aprender. Es decir, también nos hace más inteligentes.

Esto no solo ocurre en los adultos. Se ha demostrado que hacer ejercicio físico hace a los niños más inteligentes, les ayuda a concentrarse mejor y a ser menos impulsivos.

Está demostrado que el ejercicio físico hace a los niños más inteligentes

beneficios del deporte para el cerebro

Un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois comprobaron que existe una relación entre el ejercicio físico y el desempeño intelectual. Para ello, analizaron los 2 grupos de niños, realizando algunas pruebas para conocer cómo diferenciaban y clasificaban la información importante de la que no lo es. Los resultados obtenidos fueron concluyentes.

Observaron que aquellos pequeños que realizaban ejercicio físico obtuvieron mejor rendimiento intelectual que aquellos niños que eran sedentarios. Además, una de las pruebas que realizaron permitió a los investigadores conocer cuáles son las partes del cerebro que se modifican con el cerebro.

Las áreas del cerebro que resultaron más beneficiadas en el estudio fueron aquellas que se encargan de mantener la intención, de coordinar acciones y pensamientos, y de tener buena memoria.

Los mismos investigadores de la Universidad de Illinois pudieron observar con otro estudio que tipo de ejercicio es más beneficioso sobre el cerebro de los niños. El resultado fue que los ejercicios aeróbicos como correr, montar en bicicleta, caminar o nadar mostraban mejor desempeño.

  • A corto plazo este tipo de ejercicios hace más inteligente a los niños de manera temporal.
  • A largo plazo tienen otro tipo de beneficios como hacer funcionar al cerebro en la mejor capacidad posible. El ejercicio hace que haya una activación repetida del hipocampo que está relacionado con la memoria y el aprendizaje. Las células crecen en esa área del cerebro mientras se da la actividad física aeróbica.

Qué podemos hacer para que los niños hagan deporte

Queda más que demostrado que la actividad física constante y adaptada a las capacidades de cada niño es saludable para el cuerpo y la mente de los niños. Para conseguir que los niños lo practiquen debemos hacer que los niños estén motivados.

Para que se de esta motivación este tipo de actividad debe de ser una parte divertida y lúdica del día. Para conseguirlo:

  • Dejar que elija el niño el deporte o actividad física que más le guste. La actividad que realice debe ser acorde con la personalidad del pequeño. Por eso, los adultos deben evitar elegir las que a ellos les hubiera gustado hacer, de forma que el niño no se vea forzado a cumplir las expectativas de los adultos. Sobre todo, hay que dejar de lado presionar al niño y que la actividad se convierta en una obligación.
  • Evitar tenerlo ocupado demasiados días a la semana. Un punto a tener en cuenta es cuánto tiempo hay que dedicarles. Hay que intentar evitar sobrecargar al pequeño. Con que tenga 2 o 3 tardes de actividades, es suficiente. Así, tendrá días para jugar y pasar la tarde en familia en el parque o dando un paseo. Actividades fundamentales para su desarrollo.