Habladurías. Chistoso poema de animales para hacer reír a los niños

Este poema infantil es ideal para introducir a tus hijos en la poesía

Marisa Alonso Santamaría

A tus hijos les encantará leer "Habladurías", un chistoso poema de animales que siempre hace reír a los niños. Estos versos os harán pasar un rato genial en familia y, lo que es mejor, convencerán a tu hijo de que el género poético puede ser muy entretenido. ¡No te lo pierdas! Después de esta poesía infantil, encontrarás más ideas para introducir a los niños en el maravilloso mundo de los poemas.

Poema de animales para niños, ¡el más chistoso!

Este bonito poema de animales sirve para hacer reír a los niños

Hizo dieta una ballena
junto a un gran elefante,
ella nunca estaba llena
y él nunca tuvo bastante.
 
Harto el mono de que hablaran
de su falta de cordura,
chilló, chilló y más chilló,
y demostró su locura.
 
Cuando a la foca dijeron
que la veían delgada,
de la sopa se comió
otras cuatro cucharadas.
 
Triste estaba un caracol
Preguntaron, ¿qué te pasa?,
compungido contestó:
Me quiero mudar de casa
 
A un pájaro carpintero
habló un perro labrador:
¿Y tú qué trabajo tienes?
Soy un martín pescador.
 
Un pequeño ratoncito
llevaba un trozo de queso
y cuando vio a la ratita
se lo cambió por un beso.
 
Hay una vaca lechera
que dice tolón, tolón,
que da leche merengada
como dice la canción.
 
que tiene tan buenos clientes,
que en la misma habitación
un día encontró tres dientes.
 
La tortuga va despacio
pero cuando se lo dicen
las dos se mueren de risa.

Ideas para introducir a los niños en la poesía

Al ser tan divertido este poema, es ideal para introducir a los pequeños de la casa en el género poético. Resultará mucho más atractivo que otros versos más complicados porque habla de animales, los personajes favoritos de los niños, y porque cuenta una historia tan disparatada como graciosa. Sin embargo, hay otras muchas formas para introducir a los niños en la poesía. Estas son algunas de ellas.

1. Id a un recital de poesía para niños
Busca espectáculos de poesía de tu ciudad que estén pensados para los niños. Con un poco de suerte, se lo pasarán tan bien en el recital, que querrán seguir leyendo poemas al llegar a casa.

2. Regálale un cuento de poemas por su cumpleaños
Regala a tu hijo un libro de poemas por su cumpleaños y leedlo en familia. Busca un cuento que tenga una historia interesante que sepas que va a gustar a tu hijo: busca una temática de su gusto y unos personajes con los que empatice.

3. Leed un cuento en verso
Los cuentos en verso pueden ser una fabulosa herramienta para que los niños aprendan qué es la rima y por qué es tan divertida. Una vez más, busca una historia que sepas que le va a parecer interesante para atraer su atención.

4. Proponle que los recite frente a la familia
A los niños les gusta recibir los aplausos y el reconocimiento de su familia. Por eso, una buena manera de que se familiarice de forma divertida con los poemas es organizando un recital familiar. Os podéis aprender de memoria los versos o leerlos directamente del libro.