Las 6 razones por las que los niños deben ir andando al colegio

Juegos que puedes hacer de camino a la escuela con tus hijos

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Las mañanas en cualquier casa en las que haya niños pueden resultar un caos: los desayunos, los dientes, la ropa, la mochila... Siempre vamos con prisa y, por eso a veces, los padres tiramos por la vía más fácil: coger el coche o el transporte público para llegar al colegio antes de que cierren la puerta. ¿Y si te digo que deberías reajustar tu tiempo para cambiar el modo de llegar a la escuela? ¡Y todo por el beneficio de tus pequeños! Estas son las 6 razones por las que los niños deben ir andando al colegio. 

Este año, ¡los niños andando al colegio! 

ir andando al colegio

¿Dónde está situado el colegio de tus hijos? ¿Lo tienes relativamente cerca de tu casa como para ir caminando hasta él? Si has contestado afirmativamente a estas dos preguntas, deja el coche en casa, busca tu calzado más cómodo porque este años, ¡los niños van andando al colegio! 

Puede que al principio la idea nos les guste, pero te podemos asegurar que todo son beneficios para ellos desde un punto de vista físico y psicológico. ¡Atenta! Ir andando al colegio...

1. Aumenta la autoestima
Hacer ejercicio mejora el estado de ánimo y disminuye los riesgos de sufrir ansiedad o depresión. Seguramente son enfermedades que nunca piensas que tus hijos las vayan a tener, pero nunca está de más prevenir con este tipo de acciones.

2. Previene la obesidad
El sobrepeso y la obesidad son solo dos de la consecuencias de la vida sedentaria que están llevando los niños de hoy en día debido a la falta de actividad física, pero también a los nuevos hábitos adquiridos: ya no bajan a jugar al parque sino que se quedan en casa pegados a la televisión o enganchados a la videoconsola. ¿Y si le damos la vuelta a esta tendencia? 

3. Reduce el riesgo cardiovascular
Da lo mismo cómo llegues a tu destino, puedes utilizar la bici, ir en patines, saltando, corriendo, caminando, pero si te apuntas a dejar el coche en casa y vais al colegio a través de una de estas opciones estarás aumentando el tono muscular y mejorando la estabilidad de los pequeños, lo que se asocia con una mejor aptitud física.

4. Enriquece las relaciones familiares
Y qué decir que será un momento para contaros vuestros miedos e inquietudes, también para confesaros algún que otro secretillo y, para en el fondo, conoceros un poco mejor y compartir el deseado tiempo de calidad.

5. Fomenta el cuidado con el medio ambiente
Al no utilizar tu auto, estarás contribuyendo a reducir la emisión de Co2 y, por lo tanto, tanto niños como mayores estaremos respirando un aire menos contaminado, por no hablar de los beneficios que tendrá para el medio ambiente. ¡Aportarás tu granito de arena para tener un mundo mejor y más verde!

6. Mejora la concentración
A los niños (por lo menos a mi hija) le cuesta mucho concentrarse cuando se ponen a hacer los deberes o a estudiar algunas de las materias. A través del ejercicio, no se consiguen milagros, pero sí está demostrado que se mejoran la habilidades cognitivas, se favorece el riego sanguíneo al cerebro y se crean nuevas conexiones neuronales. 

Y, para terminar, te damos unos datos que resultan muy interesantes. Caminar un kilómetro al día supone realizar hasta 2/3 partes de la actividad física recomendada para los niños, algo que resulta genial sobre todo para aquellos chavales que, por ejemplo, no realizan ninguna extraescolar relacionada con el movimiento. 

Si al final te animas y durante todo el curso escolar os comprometéis a ir caminando al colegio, lo que conseguirás, además de todo lo descrito arriba, es que la resistencia de la columna lumbar del niño mejore un 11 %, que aumente su flexibilidad un 8%, que incremente el equilibro un 69% y, por último, que su aptitud cardiocirculatoria llegue a un 13 %. 

Juegos que puedes hacer de camino al colegio 

juegos para ir andando al colegio

Ahora que ya has tomado la decisión de optar por este hábito tan saludable, te vamos a contar cómo hacer para que el trayecto sea divertido y convertirlo en el momento del día más deseado por tus hijos. 

- Cantar canciones
Se trata de una herramienta muy divertida, sencilla y práctica para que los niños comiencen a memorizar, ya que las canciones suelen tener juegos de palabras fáciles de recordar. Además, seguramente ellos aprendan muchas en el colegio que en tu época no existían. ¡Les hará ilusión llevar la batuta! 

- Contar un cuento
Pero no se trata de que tú cuentes una historia y los demás escuchen. Aquí tus pequeños también se deben involucrar y participar. Para ello, tú inicias el relato y después ellos tienen que continuar para tú ponerle el broche final. ¿A que suena divertido? 

- Veo veo
Es el juego que más recuerdo de mi infancia y que más practico con mis hijas siempre que puedo. Consiste en observar algo que se cruce en vuestro camino y que el resto lo intente adivinar. Podéis poner vuestras propias reglas, por ejemplo, tiene que ser algo que empiece por la letra M. 

- Adivinanzas
No sé a los tuyos, pero a las mías les encanta el misterio que se esconde detrás del hecho de contar una adivinanza. ¿Por qué no practicar en ese ratito hasta el colegio? Aquí van algunas ideas: 'Aunque no soy florista, trabajo con flores y por más que me resista el hombre arrebata el fruto de mis labores' o '¿Quieres té? ¡Pues toma té! ¿Sabes ya qué fruto es?'. 

- Practicar trabalenguas
Te presentamos una forma de mejorar la dicción de los niños sin que ellos apenas se den cuenta. ¿Aceptas el reto? ¡Empecemos por un trabalenguas sencillo y muy popular! 'Pablito clavó un clavito. ¿Qué clavito clavó Pablito?'. 

- Palabras encadenadas
Sin duda, una de las actividades preferidas de los niños cuando empiezan a aumentar su vocabulario. Seguro que sabes en qué consiste, pero no está de más revisarlo. Tú dices una palabra, por ejemplo, Luna, y el siguiente jugador tiene que decir otra que empiece por la última letra de la anterior, en este caso por la A, y así sucesivamente hasta que lleguéis al colegio. ¿Cuántas palabras habéis conseguido encadenar? 

Y, tú, ¿qué juegos utilizas con tus hijos para que el camino a la escuela sea más divertido? ¡Compártelo con nosotros! 

Puedes leer más artículos similares a Las 6 razones por las que los niños deben ir andando al colegio, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.