7 originales ideas para niños con problemas para vocalizar bien

Cómo mejorar la articulación de los pequeños desde casa y de forma divertida

Juana Toriggia

Entre los 5 y 6 años los niños afinan la producción de los sonidos, logrando mayor precisión en la articulación. Esto va acompañado de la maduración de las funciones masticatoria y deglutoria, que son fundamentales para lograr un equilibrio miofuncional oral. ¿Qué ocurre cuando alcanzan esta edad y no pronuncian bien? Hay que observarle, consultar con un profesiones y trabajar en casa. Te presento 7 originales ideas para niños con problemas para vocalizar bien. 

Divertida actividades para que los niños vocalicen y se expresen mejor 

 7 originales ideas para niños con problemas para vocalizar bien

Probablemente tu hijo esté en proceso de adquisición del fonema RR y los grupos consonánticos TR BR PR DR FR CR, que son los más difíciles y últimos en aprender. Para que esto ocurra de manera innata, es necesario que desarrolle agilidad y fuerza de los músculos orofaciales: lengua, labios, mejillas.

A continuación te voy a facilitar 7 ideas para que los niños jugando logren agilidad y fuerza para ayudar a articular los sonidos con mayor precisión y puedan expresarse con claridad. 

1. Praxias orofaciales
Jugamos frente a un espejo a hacer caras locas con la lengua, los labios y las mejillas. Podemos con esas imágenes hacer un memotest, un juego de la oca, un dado y lo que se nos ocurra para que sea más divertido. 

2. Juegos de Soplo
Vamos a montar un partido de fútbol soplando. Pueden hacerlo con su equipo favorito, dibujando un arco y soplando con una pelotita de telgopor. También pueden hacer carreras de plumitas, pelotitas o autitos livianos soplando.

Otro divertido juego puede ser la explosión de burbujas soplando. Llenar a la mitad un vaso con agua y detergente y soplar con un sorbete hasta que rebalse de burbujas el vaso.

3. Decir trabalenguas, poesías y versos divertidos
Los trabalenguas ponen a prueba la articulación de cualquier niño y adulto. ¡Aquí van algunas propuestas! 

Un hipopótamo tan chiquitito
Que parezca de lejos un mosquito,
que se pueda hacer upa
y mirarlo con lupa,
debe ser un hipopotamito
 
 
Roque el perro
Corre que te corre
 
Rita la ratita
Ríe redondita

4. Canciones y rimas
Cantar canciones con rimas, hacer karaoke, jugar a adivinar canciones tarareando, cantar los temas cambiando las vocales... ¡hay miles de opciones! Y, mira, aquí te doy un ejemplo: 'La mar astaba sarana, sarana astaba la mar'. Otra posibilidad es inventar rimas divertidas con los nombres. ¿Qué tal Juliana-Banana o Felipe-Confite?

4. Jugar a ser youtuber o presentador de TV
A los niños les divierte mucho inventar personajes, filmar vídeos y, de paso, les viene súper bien para practicar la dicción, ya que deben articular muy claro para que todo su público les entienda. 

5. Lectura
Leer cuentos juntos y darle la oportunidad al niño que sea él quien lo cuente mirando las imágenes. También puedes realizar lectura alterna, es decir, una página lo cuenta la mamá y la siguiente el niño, y la lectura en voz alta. Si el niño ya sabe leer, la lectura en voz alta es una excelente actividad para practicar la articulación de los fonemas, ya que además cuenta con la información visual de las letras haciendo estable la información del lenguaje oral.

6. Dar mensajes orales
Jugar al teléfono descompuesto que consiste en enviar un mensaje de una persona a otra en grupo. El objetivo e que el mensaje llegue perfecto. ¿Seréis capaces?

Hay una cosa que, además, a los niños les fascina y es mandar mensajes de voz con el móvil a familiares, amigos. Lo pedagógico y educativo está en escucharlos de nuevo, así pueden comprobar ellos mismos que el mensaje haya sido claro y preciso. 

Por último, te propongo jugar al espía secreto que envía mensajes a través de comunicadores walkie-talkie. ¡¡¡Jugar en el parque corriendo con los comunicadores es muy divertido, te lo puedo asegurar!!

7. Ejercitar la masticación
Es muy importante enseñar a tus hijos a masticar con muelas de manera alternada, porque los músculos que intervienen en el habla son los mismos que se usan para masticar y tragar. Mediante la masticación y la deglución se ejercitan los movimientos de lateralización lingual y posicionamiento lingual en rugas palatinas, necesarios para la producción de los fonemas que elevan la punta de la lengua L, R, RR.

También es aconsejable ofrecer alimentos duros que inviten a masticar y poner a prueba los músculos para fortalecerlos: manzanas, carnes, galletas, cereales crocantes o quesos duros, pero asegurándonos de que no hay peligro de atragantamiento. 

Si tu hijo ya tiene 5 años y aún presenta dificultad en la producción de ciertos fonemas, no dudes en consultar con un fonoaudiólogo o logopeda para que pueda orientarte y así superarlos.

Puedes leer más artículos similares a 7 originales ideas para niños con problemas para vocalizar bien, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.