5 amorosas maneras de despertar a los niños de forma cariñosa

A los niños les cuesta más pasar de la fase de sueño a la realidad que a los adultos

Sandra Llorente

Algunos niños se despiertan como balas en las mañanas, pero hay otros que son un poco más 'perezosos' y madrugar es un gran esfuerzo. Cada niño es un mundo, pero a todos les gusta que les despierten con un poco de cariño. Seamos honestos, el sonido del despertador cada mañana puede ser efectivo, pero no es nada agradable, mucho menos para los niños, que viven en un mundo de fantasía e inocencia que no tenemos por qué romper de momento. Así que, si quieres que tu pequeño o pequeña abra sus ojos con una sonrisa cada mañana, lo mejor que puedes hacer es levantarlos con mimos. Pero ¿cómo hacerlo y que a la vez sea eficaz? 5 originales manera de despertar a los niños con mucho amor.

La verdadera razón por la que hay niños a los que les cuesta más despertar

niños a los que les cuesta despertar

Aunque solemos relacionar la pereza con el hecho de que a nuestros hijos les cueste más despertar de lo que consideramos un tiempo normal, en realidad no es algo que esté tanto bajo su control. Créenos, si a tu hijo se le hace difícil despertarse por las mañanas, no significa que no quiera ir a la escuela o que prefiera quedarse en la cama. La mayoría de las veces la razón por la que necesita su tiempo suele ser biológica, a los niños les cuesta más pasar de la fase de sueño a la realidad. Los adultos lo hacemos un poco más rápido, pero los niños necesitan más tiempo y, sobre todo, un poquito de cariño.

Ahora bien, es posible que el tiempo que se toman para despertarse sea demasiado excesivo por otros motivos, como una rutina de sueño inadecuada, trastornos del sueño, necesidad del niño de seguir su propio ritmo (puede que sea un niño más dormilón y necesite más horas de sueño nocturno), y en algunos casos puede deberse al rechazo a ir a la escuela o por problemas familiares.

No debes alarmarte a la primera, porque como te contamos anteriormente, la mayoría de las veces la causa es biológica. Pero es importante que tengas en cuenta que si has llegado al punto de considerar que tu hijo puede tener algún problema para despertar, acudas a un profesional para determinar la causa.

Algunas ideas para despertar a tus hijos con mucho amor

formas de despertar a los niños

Puede que ya hayas intentado varias técnicas para despertar a tus hijos, pero aún no logras que lo hagan de manera rápida y con una sonrisa en la cara. Cuando los niños se despiertan de una manera brusca pueden ser normales los llantos y las quejas, aunado a una incomprensible apatía para levantarse, vestirse, ir a desayunar...

Todo lo hacen más lento y eso es lo más estresante para los padres que necesitan que sus hijos lleguen a la escuela a toda costa. ¿Te suena de algo? Seguro que sí, porque la mayoría de los padres lo hemos vivido alguna vez.

Aunque hay a niños que les funciona, abrir de sopetón las cortinas o repetir en voz alta el nombre de nuestros hijos no suele ser la mejor manera de despertar a nuestros hijos. Recuerda que necesitan un poco más de tiempo para pasar del sueño a la realidad, así que dáselo. Y la mejor forma de hacerlo es con cariño, amor y un poco de paciencia. Un truco, empieza a despertarlos con cariño diez minutos antes, permitiéndoles que se tomen todo este tiempo para hacerlo. Créenos, ¡tus mañanas cambiarán! Ahora sí, vamos con algunas ideas para hacer que los despertares de nuestros pequeños sean más dulces.

1. Regálale caricias y susurros
Despiértale susurrando su nombre o que ya es hora de levantarse mientras le acaricias su cabeza. Esta es una manera muy eficaz de hacer que tus hijos despierten sin que sea un cambio brusco entre la fase del sueño y el despertar, y lo sentirán tan bien que adorarán ser despertados cada mañana.

2. Cántale su canción favorita
Despierta a tu hijo con una bonita canción, preferiblemente que sea de tonos suaves, como una canción de cuna. Esto le permitirá pasar del sueño a la realidad de una manera sin igual, con la bonita voz de papá o mamá.

3. Ponle música suave
Elige una música con ritmo, pero tranquila y ponla en su habitación. No la pongas demasiado alta, simplemente se trata de que irrumpa suavemente en el cerebro de tu hijo o hija, no que lo asuste.

4. Muéstrale a la marioneta despertona
Con su peluche preferido pon una voz graciosa y haz como que lo está despertando. A muchos niños les encanta que sus amigos de juegos les despierten.

5. Dile una frases positiva
Y hazlo en cuanto abra sus ojos y después de sonreírle. Algunas de las expresiones que te pueden servir son 'Hace un día maravilloso', 'Hay un desayuno rico esperando' o 'Hoy es un día importante en la escuela'...

Una vez que su conciencia ya está en la realidad y le has sonreído tras un bonito despertar con mucho cariño, dale un beso y los buenos días con un abrazo. El amor es lo primero que recibirá al despertarse, por lo que siempre querrá hacerlo cada día.

Por cierto, no te desesperes si la primera vez que intentas estás técnicas no funciona. Se trata de ir ayudando a tu pequeño a adquirir una bonita rutina para despertarse. A su vez, cada niño o niña es diferente, por lo que lo que le puede servir a uno no significa que a otro sí. Prueba con varias técnicas o crea la tuya propia. Si lo haces con amor de papá o mamá, seguro que funcionarán.

Puedes leer más artículos similares a 5 amorosas maneras de despertar a los niños de forma cariñosa, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.