Gestos que debes evitar cuando viajas con niños en el coche y al volante

Consejos para aumentar la seguridad y reducir las distracciones en el auto

Virginia Vicente Pascual

Cuando viajas con niños en el coche y, además, tú vas al volante, te expones a un gran número de distracciones, y es que los pequeños pueden de repente romper a llorar, pelearse entre ellos, gritar inesperadamente, perder el chupete o dejarse caer su juguete favorito. ¿Te suenan estas situaciones, verdad?

Son momentos que, muchas veces, no puedes controlar, pero sí existen otros que están en tu mano y que tú debes evitar cuando viajas con niños en el auto. ¿A qué gestos nos referimos? 

Cosas que NO debe hacer cuando viajas con niños en el coche

gestos que debes evitar cuando viajas con niños en el coche y al volante

Debemos enseñarles a los niños a comportarse bien cuando entran en el coche, pero, como padres y madres, también tenemos que controlar nuestras acciones al volante delante de ellos. Piensa que les estás dando ejemplo y que algún día ellos también ocuparán el asiento delante del conductor. 

1. Mantén la calma
Pase lo que pase, no pierdas los nervios dentro del vehículo. Intenta que los niños estén tranquilos y haya armonía entre ellos. ¡No discutáis, ni gritéis! Lo mejor es que les digas que en el coche deben estar relajados, sin discutir y sin dar voces, porque pueden asustarte, interferir en la conducción y tener un accidente. 

2. El cinturón de seguridad, ¡siempre!
Es lo primero que debes hacer cuando entres en el auto: ponerte el cinturón de seguridad y asegurarte de que tus hijos van bien atados con los sistemas de retención infantil adecuados a su edad. ¡La seguridad es lo primero! 

3. El GPS en su sitio
Recuerda que no debes tocar el GPS durante la conducción. Introduce la dirección de destino siempre antes de comenzar el viaje y con el vehículo parado. Un gesto tonto que hace que pierdas de vista la carretera y que puede ocasionarte una desgracia. 

4. Pasa de los juguetes
Si los niños están llorando porque se les ha caído el chupete o uno de sus peluches, no te vuelvas a cogerlos del suelo. Con este 'inocente' gesto, estarás arriesgando tu vida y la de tus hijos.

5. Teléfono fuera
No uses el móvil a no ser que tengas un sistema de manos libres homologado. Y si puedes evitar hablar y posponer la conversación a cuando no estés conduciendo, ¡mucho mejor! Hablar por teléfono reduce muchísimo la capacidad de atención al volante. 

6. Prohibido comer y beber
Seguro que muchas veces te ha pasado: paras a repostar y a tus hijos se les antoja alguna bolsa de patatas o bebida ¡y a ti también! Pero mucho cuidado: el meter la mano en una bolsa de aperitivos o beber de una lata hacen que no tengas ambas manos en el volante. ¡Esta situación es muy peligrosa! Trata de no consumir estos tentempiés mientras conduces o tómalos en el área de servicio antes de reiniciar la marcha.

7. No te pintes los labios
Si has salido de casa volando y no te ha dado tiempo a maquillarte, no lo hagas en los semáforos mirándote en el espejo retrovisor. Es probable que te despistes, se ponga el semáforo en verde y paralices el tráfico.

8. Nada de fumar
Si fumas mientras conduces, solo podrás coger el volante con una mano. Al encenderlo y al apagarlo, retiras la vista de la calzada durante algunos segundos. Además, el humo del tabaco en el habitáculo del coche es sumamente perjudicial para tus hijos.

9. Tómate tu tiempo para aparcar bien
Evita aparcar en doble fila o frente a un vado. Es muy común y, una práctica muy habitual pero poco cívica, estacionar el auto mal cuando llevamos a nuestros hijos al colegio.

10. Evita enfrentamientos con otros conductores
Si el conductor del auto de al lado, quiere discutir, ¡tú ni le escuches! Tampoco entres en el juego de tocar el claxon a otros conductores. Tus hijos te están viendo y aprenderán de esas conductas tan negativas.

Recuerda todos estos consejos para evitar distracciones y, lo que es peor, accidentes al volante mientras viajas con niños en el coche.