Origami de calabaza. Papiroflexia de Halloween

En este vídeo te enseñamos, paso a paso, a hacer una calabaza de papel o papiroflexia

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Aprende y enseña a tus hijos a hacer esta calabaza de papel para decorar la fiesta de Halloween utilizando el arte del origami o papiroflexia.

Con este vídeo, Guiainfantil.com quiere que aprendas paso a paso a hacer una calabaza de papel para dar un poco de color y originalidad a la fiesta de tus hijos.

Hemos seleccionado algunas ideas de origami que puedan ser utilizadas en una fiesta de Halloween para los niños.

(Figura realizada por Alejandro Pascual Márquez - elrincondelorigami.blogspot.com.)

El origen de la calabaza de Halloween

la calabaza de origami

La calabaza es el personaje central de la fiesta de Halloween. ¿Quieres saber cómo surgió y qué significa? Pues su origen reside en las leyendas y tradiciones de los pueblos celtas de Escocia e Irlanda. Cuenta la leyenda que hace años, muchísimos años, en la noche de Halloween, un hombre malo fue a buscar a un granjero irlandés en su granja, que se llamaba Jack, y que tenía fama de tacaño.

¿Por qué el hombre malo buscaba a Jack? pues porque le acusada de ser un estafador. Sin embargo, Jack consiguió engañar al hombre malo y a atraparlo. A cambio de su libertad, el hombre malo prometió a Jack que se iría y que jamás le volvería a buscar.

Y así fue.

Tras muchos años, Jack se murió pero no fue aceptado ni en el cielo ni en el infierno. El hombre malo no quiso saber de Jack. Le condenó a estar en el purgatorio para pagar sus penas y deudas. Pero antes de irse, Jack pidió al hombre malo su ultimo deseo, una luz para que pudiera ver el camino. El hombre malo le entregó una brasa. El granjero cogió uno de los nabos que llevaba en su bolso, le hizo un hueco y colocó la brasa dentro de los tubérculos.

Y así fue como Jack of the Lantern (Jack el del farol) se transformó en leyenda en Irlanda.

Y ¿cómo los nabos se transformaron en calabazas?

Cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a Estados Unidos, llevaron la festividad de Halloween. Pero como en Estados Unidos no habían nabos, y sí una gran plantación de calabazas, los irlandeses juntos con los norteamericanos, cambiaron los nabos por las calabazas. Desde entonces, se tallan las calabazas, y las ponen en las ventanas y puertas de las casas para ahuyentar el malo.