Trucos para ponerte de parto

Cómo se puede inducir el parto de forma natural

Si la mamá ya ha salido de cuentas o ha sobrepasado su fecha estimada de parto, existen algunos trucos que pueden desencadenar el alumbramiento de forma natural. Su práctica no siempre tiene garantía de éxito, porque no son técnicas, ni funcionan como métodos para desencadenar el parto. Son sólo pequeñas ayudas que en ocasiones pueden iniciar las contracciones del trabajo de parto.

Cómo saber si el bebé esta listo para nacer

barriga-embarazada

El ginecólogo confirmará mediante ecografía su edad gestacional para determinar si has sobrepasado la fecha límite. Otras pruebas complementarias deben indicar también que el bebé se encuentra en buenas condiciones de salud. A través de la monitorización, el médico puede saber si el oxígeno que recibe, a través de la placenta, le va a permitir soportar un trabajo de parto.

Trucos para ponerte de parto

Si ya has pasado tu fecha probable de parto y tu médico ha confirmado tu buen estado de salud y el de tu bebé, puedes intentar poner en práctica estas ayudas naturales para desencadenar el parto.

- Relaciones sexuales. El esperma tiene prostaglandinas, que pueden ayudar a desencadenar el parto, ya que son las hormonas que se utilizan de forma sintética para inducir el parto de forma artificial. Por tanto, haz el amor siempre que quieras. Es importante que tu pareja eyacule dentro de la vagina. Además, los orgasmos provocan contracciones en el útero, que pueden servirle de entrenamiento para el trabajo de parto. Esta medida está contraindicada si ya has roto aguas, por el riesgo de infección.

- Caminar. Caminar es uno de los consejos más conocidos y empleados a la hora de intentar acelerar un parto. Las caminatas, bajar las escaleras de lado y bailar contoneando la cadera pueden desencadenar las contracciones uterinas. Realizando estos ejercicios, se producen más movimientos de la pelvis, que pueden ayudar a que el bebé descienda y se encaje presionando el cuello uterino para iniciar la dilatación.

- Estimulación del pezón. Mediante masajes o succión también se puede desencadenar el parto. La estimulación de los pezones, como sucede durante la lactancia, provoca el aumento de oxitocina en la sangre, que es la hormona que pone en marcha el parto. Se puede hacer con la mano, con un sacaleches o con un bebé.

- Relajación. El parto suele llegar cuando más te relajas y menos piensas en ello. Cuando una mujer se pone nerviosa, el cuerpo segrega adrenalina, una hormona que actúa como inhibidora de la oxitocina, que es la responsable de que el parto comience.

- Risa y buen humor. La risa ayuda a eliminar bloqueos emocionales y físicos. Olvida las penas y las preocupaciones, si tu parto está cerca.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com