Juegos para estimular el gateo del bebé

Actividades para ayudar a gatear al bebé

El gateo del bebé se suele suceder alrededor de los 7 a 9 meses, cuando ya es capaz de sostenerse por sí solo sentado echando su peso hacia delante y colocando las manos por delante de su cuerpo adquiriendo la posición de gateo. Es en esta posición en la que el bebé nos está indicando que está preparado para comenzar el gateo.

Pero tenemos que tener en cuenta un aspecto como es el reflejo de paracaídas, consiste en que si sostenemos por los costados al bebé y le inclinamos bruscamente hacia delante, el bebé abre los brazos como si quisiera agarrarse. Este reflejo tiene que aparecer a los tres y desaparecer a los doce meses. Este reflejo es útil para sujetarse en caso de caída y también para aprender a incorporarse.

Actividades con el bebé para ayudarle a gatear

Estimular el gateo del bebé

Cuando comienza a gatear, culear o arrastrase, lo hace hacia adelante y hacia atrás. Lo más común es que comiencen desplazándose hacia atrás ya que es más fácil, sobre todo si su forma de gateo es en posición de sentado. 

Normalmente es esta etapa tiene dos objetivos a conseguir con el gateo: o bien desplazarse para adquirir objetos y explorarlos. Incluso intentar acercarse a muebles y sillas para intentar pararse y levantarse. Más adelante alrededor de los 9 meses comenzará a gatear con una mano levantada u ocupada por algún juguete u objeto de interés y hasta podrá subir escaleras gateando.

Teniendo en cuenta estos dos objetivos procuraremos realizar actividades, ejercicios o juegos que estén relacionados con sus intereses.

Cómo estimular el gateo del bebé

1. Poner un objeto para que pueda alcanzarlo: para empezar a estimular el gateo, primero debemos tener a mano un juguete que sea de su interés, nos ponemos a una distancia que le permita desplazarse un poco sin ayuda, y una vez que inicia un pequeño movimiento le ayudamos a adoptar una posición de gateo y animamos a que en esa postura pueda ir en busca del juguete. 

2. El juego de la toalla: enrollamos una manta en forma de rodillo y sujetando al bebé por el tronco se le coloca sobre ésta, de esta manera lo que haremos será impulsar hacia adelante y hacia atrás a bebé para que él se apoye en las manos. Lo mismo lo podemos hacer pero poniendo una sábana o toalla alrededor del tronco del bebé y levantarse hasta que él apoye sus manos y haga fuerza con ellas. 

3. Con la ayuda de papá y mamá: otra forma de conseguir este ejercicio es que el papá o la mamá se sienten en el suelo con las piernas abiertas poniendo en una de ellas el juguete y en la otra pierna el bebé, de este modo el bebé deberá pasar por encima de ambas piernas y así poder alcanzarlo y tú podrás ayudarle a adquirir la postura adecuada.

4. Juegos de obstáculos: cuando el bebé ya controle estos ejercicios que hemos visto anteriormente podemos colocar 'obstáculos' en una distancia pequeña que incluya; cojines, túneles con sillas, mantas enrolladas, y motivarlo a sobrepasarlos para alcanzar su juguete.

5. El pilla pillagatear junto al bebé haciendo persecuciones en diferentes direcciones de manera que podamos ir persiguiendo al bebé y pedirle que os persiga. O hacer carreras ambos gateando.

Lo más importante es no forzar ninguna postura, si vemos que el bebé no está preparado para gatear todavía le dejaremos que siga jugando y observaremos hasta que veamos que está preparado. Recordad que tenemos que ajustarnos a su desarrollo evolutivo.

 Marta Veguillas, Pedagoga especialista en Atención Temprana y Educadora en masaje Infantil

Marta Veguillas Ocaña

Pedagoga especialista en Atención Temprana y Educadora en masaje Infantil
Blog: http://atempramv.blogspot.com.es