Cómo y cuándo aprenden los bebés a darse la vuelta

Beneficios de que los niños pequeños sepan girarse o voltearse ellos solos. El rolado del bebé

Tener un bebé es ver cómo día a día va adquiriendo habilidades que asombran. Un bebé nace y rápidamente va desarrollándose, así que mes a mes es típico ver destrezas que se van sumando. Si bien es cierto que a nivel del neurodesarrollo se habla mucho del sostén cefálico (mantener cabeza erguida), casi no se habla nada del famoso rolado. En este artículo aprenderás mucho más sobre él y podrás practicarlo en casa con tu bebé. ¿Cómo y cuándo aprenden los bebés a darse la vuelta?

Importancia de que el bebé aprenda a darse la vuelta o a girarse

el rolado del bebé

El rolado no es más que un hito del desarrollo que consiste en que el bebé se da la vuelta (gira o se voltea). Este avance se logra entre los 4 y 6 meses de edad, aunque como siempre decimos depende del ritmo y evolución del bebé.

Es cierto que hay bebés a los que les cuesta más darse la vuelta. Si no adquiere esta destreza o habilidad por sí solos y de manera espontánea, debemos los padres estimularles con ejercicios para que lo logre. Hacerlo es básico y repercute positivamente en otras funciones que a continuación paso a detallarte:

- Estimula el sistema vestibular, es decir, el sistema que se encarga del equilibrio y orientación espacial del cuerpo.

- Permite la coordinación visual.

- Se favorece el desarrollo de la musculatura del cuello, tronco y abdomen. Con este movimiento los bebés aprenden a usar los brazos y las piernas.

- Le ayuda a tener un registro de su cuerpo, de la coordinación de sus movimientos y de la línea media corporal, lo que va a servirle más adelante para poder sentarse, pararse o gatear.

- Le empuja a explorar el mundo que le rodea, favoreciendo su autonomía.

Rolar, para los bebés constituye  sin duda alguna un desafío de su motricidad gruesa.

Cómo estimular el volteo del bebé. El rolado

rolado del bebé

Existen dos movimientos en los rolados: de boca arriba a boca abajo, y de boca abajo a boca arriba. En general, la mayoría de bebés suelen voltearse primero de boca arriba a boca abajo. Esto es debido a la fuerza que tienen al levantar su cabeza y que una vez que la giran de un lado, el peso de la misma hace que el cuerpo gire.

Si tu bebé ha cumplido ya los 6 meses de edad y te preocupa que aún no se gire (recuerda que cuando empieza a hacerlo ya no lo podrás perder de pista si le dejas en la cama o en cambiador para ponerle un pañal nuevo o vestirle, te dejo las siguientes recomendaciones que puedes aplicar sin entorpecer su libre movimiento, es decir, acompañándolo:

- Puedes colocarlo en la posición Tummy Time, animándolo con un juguete o sonajero que sea de su interés. Dicho objetivo llamará su atención y empezará a moverse hacia el lado estimulado para tratar de alcanzarlo.

[Leer más: Beneficios de Tummy Time en los bebés]

- Ejercicios de pedaleo en sus piernas. Es un movimiento que estimula piernas y cadera, elementos que son básicos en el rolado.

- Acostarlo de lado en una superficie lisa y firme (no colchón) y colocándote detrás de él, estimulándolo con un sonido que le llame la atención.

- Importante verificar que ambos brazos estén alineados en la mitad de su cuerpo (esto es que no estén muy abiertos, ya que puede bloquear la rotación).

- Usar superficies seguras es fundamental para evitar accidentes.

- Nunca lo dejes solo sin supervisión. Ni cerca de escaleras, puertas abiertas, tomacorrientes con cables o cualquier otro artilugio que pueda representar un grave peligro para él.

- No entregues el objeto directamente a la mano del bebé. Es él quien debe tratar de buscarlo para favorecer el movimiento de rolado.

Un momento bueno para ayudarlo a conseguir el rolado es durante el cambio del pañal, ir viendo si logra el movimiento, sin forzar. Puedes colocar un juguete de lado (hacia el lado izquierdo o derecho) y ayudar con un movimiento leve en el muslo.

Es importante recordar que debe respetarse el tiempo de cada bebé, y que toda manipulación o ayuda debe ser siempre de manera acompasado. Los padres debemos observar cómo el bebé va desarrollándose, los signos que vaya mostrando, cómo va reaccionando su cuerpo y, en función de ello, acompañarlo y NUNCA forzarlo.

Puedes leer más artículos similares a Cómo y cuándo aprenden los bebés a darse la vuelta, en la categoría de Etapas de desarrollo en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: