Cómo usar en casa el método Pikler y el movimiento libre con tu bebé

Pautas para aplicar el movimiento en libertad en casa y qué materiales se necesitan

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

El movimiento es vida. Es una necesidad básica a través de la cual, desde pequeños nos sirve para aprender, descubrir, explorar y desarrollarnos. Tomando esta afirmación como partida, Emmi Pikler desarrolló un sistema basado fundamentalmente en el apego y la autonomía de los niños. El conocido como método Pikler promueve el movimiento libre puede usarse en casa con nuestros bebés. Te contamos cómo implementarlo desde el hogar y qué materiales se usan.

Cuáles son los principios del método Pikler en la infancia

El método Pikler para los niños

Algunos de los principios más importantes para la pediatra Pikler son:

- Que existan unos vínculos afectivos fuertes entre el adulto y el niño para ofrecer seguridad y que permiten al pequeño centrarse en su desarrollo.

- Que los adultos no intervengan de forma directa en el desarrollo psicomotriz de los niños para fomentar aspectos como la autonomía, la competencia o la confianza. Será el niño quien decida cuándo está preparado para dar cada paso evolutivo en el momento adecuado.

- Con este método se busca un equilibrio entre los distintos desarrollos (intelectual, motor, afectivo - emocional y social), donde se busca la integración del niño en su entorno a través de la exploración de su propio cuerpo a través del juego libre y del movimiento. Un sistema donde se respete al pequeño y se confíe en sus capacidades.

Los beneficios de fomentar el movimiento libre de tu bebé

El movimiento libre o en libertad para tu bebé

En los niños en los que se impulsa la libertad de movimiento y su autonomía podemos encontrar los siguientes beneficios:

- Su desarrollo motriz es más adecuado. Desarrollan mejor el equilibrio y la lateralidad, además de adoptar posturas más naturales, saludables y seguras.

- Los pequeños tienen un mejor conocimiento de su cuerpo. Con ello están al corriente de sus posibilidades y limitaciones en sus movimientos.

- Mejora en el conocimiento del espacio y de las diferentes posibilidades de desplazamientos.

- Se tiene la posibilidad de disfrutar de las posturas intermedias. Estas son aquellas que van desde estar tumbado a caminar sin ayuda. Por ejemplo, dejar que el pequeño se siente solo, no es lo mismo que si le ayudamos los adultos, ya que el pequeño pasa por otro tipo de posturas que si le ayudamos le privamos de ellas.

- Desarrollar y asentar todas estas capacidades en libertad hace que el desarrollo en las etapas posteriores sea muy positivo.

- Que puedan jugar en libertad, sin normas ni órdenes, fomenta el desarrollo de su creatividad.

- Se promueve la confianza y la seguridad en sí mismos. Esto se consigue gracias a que son ellos los que deciden qué movimientos o no realizar en cada momento. De este modo evitan la frustración por no poder hacer otro tipo de movimientos que se les exige y aún no está preparados.

Cómo usar el método Pikler en casa con tu hijo

Usar en casa el método Pikler para niños

Llevar a cabo esta metodología implica un cambio de mentalidad. Va a suponer redefinir el concepto clásico de crianza y vínculo con los pequeños. Significa dejar de lado las metas y los tiempos marcados para conseguirlas marcadas por la sociedad. Por eso es importante que los adultos se preparen emocionalmente. Para ello es importante que:

1. El concepto que tenemos de ayuda cambie
Cuando el niño se cae lo primero que nos sale a los adultos es ir a levantarles, protegerles. Sin duda, la ayuda de los adultos es fundamental en el aprendizaje, pero desde el punto de vista de la metodología Pikler este concepto de ayuda se modifica. Desde este enfoque ayudar es dejar que encuentre sus propios movimientos. Si se levanta por sí solo aprende su propia forma de hacerlo y ganará en autonomía.

2. El papel del adulto es el de observador
El adulto acompaña, observa y supervisa. Con ello damos riqueza a la estabilidad emocional del pequeño. Además no se debe intervenir directamente en la acción (a no ser que el niño corra peligro). De este modo, el pequeño ganará en confianza y seguridad.

3. Sin prisas
Cada niño lleva un ritmo diferente de maduración y desarrollo. El método Pikler se basa en esto, por lo que es importante que no tengamos la necesidad de que el pequeño consiga 'nuestros objetivos' enseguida.

El método Pikler también conlleva algunos cambios en el entorno del niño. Para que los pequeños puedan moverse libremente, el entorno ha de ser seguro. Por eso es importante que:

4. Evitemos todo tipo de objetos o juguetes que impidan la libertad de movimiento
Por ejemplo, los andadores son muy desaconsejables. Además de no permitir el movimiento libre, son muy perjudiciales para la maduración de la cadera sometiendo al niño a una postura involuntaria.

5. Usar ropa cómoda
Los niños deben ir con ropa cómoda y que permita todos sus movimientos. Además es mucho mejor que estén descalzos siempre que sea posible.

6. Crear espacios de juego
Para conseguir que los niños se puedan mover con facilidad podemos preparar espacios seguros con alfombras que no se deslicen, cojines, colchonetas y algunos juguetes.

Materiales para la libertad de movimiento de los niños

La metodología Pikler pretende que todas las situaciones que se puedan dar sean ricas en posibilidades y variantes. Busca que el niño sea creativo. Por tanto, es fundamental que se usen:

- Materiales de carácter neutro
Es decir, que no tengan un solo objetivo, que sean objetos que inviten al movimiento libre y sean abiertos a infinitas posibilidades para que los niños desarrollen su creatividad la exploración de los mismos. Estos pueden ser: pelotas, aros, picas, cuerdas, construcciones de madera, peluches, instrumentos musicales y colchonetas.

- Mueble polivalente
Cajones de madera que los niños podrán usar para saltar y trepar. El uso de módulos de psicomotricidad a diferentes alturas, sillas, el sofá o la mesa. También existen muebles especializados para la metodología Pikler como pueden ser: el triángulo de Pikler, la tabla curva de madera o la tabla de equilibrio.

Puedes leer más artículos similares a Cómo usar en casa el método Pikler y el movimiento libre con tu bebé, en la categoría de Estimulación infantil en Guiainfantil.com.