Los pequeños cambios en casa para estimular a tu bebé según crece

Consejos para adaptar las habitaciones de casa para que resulten estimulantes a tu hijo

Belén de Toro Mingo
Belén de Toro Mingo Psicóloga infantil

Cuando llega un bebé a la familia lo preparamos todo con mucho mimo y cuidado: la cuna, las sábanas, lavamos la ropa, montamos el cambiador y compramos por lo menos 100 pañales. Los primeros meses del bebé van a consistir en acompañamiento, lactancia, porteo y mucho contacto. Pero es importante introducir algunos pequeños cambios en casa con el objetivo de estimular a tu bebé según va pasando por las distintas etapas de desarrollo. Vamos a ver algunas ideas a continuación.

Cómo estimular a tu bebé de 3 o 4 meses

Cambios en casa para estimular a los bebés

Poco a poco, el bebé crece y es alrededor de los 3 o 4 meses cuando se debe estimular y fomentar el movimiento grueso. Para ello debemos dejar a nuestro bebé en el suelo - ¡sí, en el suelo!-. Lo ideal es preparar un espacio en casa donde montemos una alfombra amplia.

Esta zona debe ser sagrada y respetada por todos los miembros de la familia (no se debe entrar con zapatos o permitir que pasen animales). En este espacio es donde debemos colocar aquellos juguetes que llamen la atención del bebé: sonajeros, espejitos, peluches...

Estos materiales deben ser llamativos, con colores atrayentes y que capten la atención del bebé. Además es beneficioso que, mediante el tacto o el movimiento, estos juguetes emitan un sonido o efecto, de tal manera que al bebé disfrute manipulándolos.

Un recurso del que podemos hacer uso son de los baby gym, ya que cuentan con todos estos elementos ya incorporados. Son especialmente convenientes en esta primera etapa de vida en el suelo porque el bebé todavía no se desplaza en exceso, y puede beneficiarse de la manipulación de objetos pero desde el mismo punto.

También, tal y como menciona el informe 'Hoja informativa de indicadores importantes a los 3 meses' de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (del Gobierno de Estados Unidos), otros de los hitos más importantes a esta edad es: empieza a sonreír socialmente, disfruta jugando con otros, imita algunos movimientos y expresiones, observa a su alrededor con atención, empieza a balbucear... ¡cómo crece!

Los cambios en casa para proteger a tu hijo pequeño

Estimulación en casa para tu hijo de 6 meses

Paulatinamente, y alrededor de los 6 meses, podemos ver cómo el bebé voltea de un lado a otro y van a ir emergiendo los patrones de desplazamiento: el arrastre y el gateo.

La alfombrita que hemos preparado unos meses atrás se queda pequeña y debemos abrir el espacio de toda la casa. Ahora llega el momento de la adaptación del hogar: poner barreras en la escaleras, cubre enchufes, cerrojos en cajones, protectores en las esquinas... Se deben retirar todos aquellos objetos perceptibles de ser peligrosos o dañinos y que sean accesibles o alcanzables: jarrones, dispositivos electrónicos, etc.

Debemos amoldar la casa a las necesidades del bebé. El movimiento libre es fundamental para su desarrollo cerebral y, aunque en ocasiones nos cueste adaptarnos tanto a sus necesidades, en este caso es un esfuerzo colectivo: preparar nuestro hogar para moverse en libertad.

Estimulación en casa para los bebés de 12 meses

Adaptar las habitaciones de casa a tu bebé

Alrededor de los 12 meses de vida es cuando los niños se inician en el andar. Unos meses antes han ido cogiendo el hábito de llegar a sitios donde pueden apoyarse y ponerse de pie. Lo que podemos construir en la habitación del bebé es una espacio idóneo para ello: podemos instalar un palo de cortina (como si de una barra de gimnasio se tratara) para facilitar este movimiento que ayude a ejercitar sus piernas y motricidad gruesa (aunque en ningún caso debemos forzar que anden si no están preparados para ello).

A medida que el bebé gana en motricidad gruesa también debemos cuidar su motricidad fina. Para ello los juguetes encajables o los cubos de construcciones son ideales. Debemos cuidar que sean apropiados para su edad (siempre hay un indicador de edad en la caja de los productos) para garantizar que las piezas no puedan ser peligrosas. Debemos ser cuidadosos con los materiales que seleccionamos, la madera es sin duda un elemento natural y que además proporciona un tacto mucho más rico y agradable que el plástico.

Y por último, en esta etapa van a surgir las conductas de empujar y arrastrar, que son necesarias para que el niño tome conciencia de su propio cuerpo y del espacio de alrededor. Juguetes que tenga tu hijo y pueda arrastrar o carros o carretillas para empujar son muy beneficiosos, además de que para ellos son divertidísimos. Esta actividad la podemos hacer en modo low cost con sillas o banquetas de casa.

Otras consideraciones en la habitación de los niños

Por último, es importante cuidar la distribución de los objetos en la habitación. Lo mejor es contar con estanterías y baldas que permitan colocar los objetos a la altura del bebé, de tal manera que estén accesibles y a su disposición. Los mejores objetos y juguetes que podemos ofrecerles son juegos de construcciones, cuentos y libros de imágenes, peluches o muñecos.

Tu hogar es el espacio donde tu bebé va a vivenciar sus primeros aprendizajes. Cuidarlo y mimarlo es esencial para crear ese ambiente estimulante pero a la vez acogedor.

Puedes leer más artículos similares a Los pequeños cambios en casa para estimular a tu bebé según crece, en la categoría de Estimulación infantil en Guiainfantil.com.