6 consejos para ayudar a andar a los bebés

Cómo incentivar al bebé para que de sus primeros pasos

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

A partir de los 12 meses, la mayoría de bebés ya está preparados para andar. Algunos se lanzan rápido. A otros, sin embargo, les cuesta bastante dar sus primeros pasos. Tal vez por inseguridad o porque simplemente, necesitan que les incentiven. 

En cuanto notes que tu hijo ya tiene la capacidad de mantenerse de pie bastante tiempo sin caerse, que comienza a moverse por la casa de pie, agarrado a los muebles y a la pared, y te tiende las manos para que le lleves andando de un lado a otro... es que claramente, está preparado. Pero... ¿cómo puedo ayudarle para que se suelte a andar él solo? Apunta estos consejos.

6 consejos para ayudar a andar a tu hijo

Bebé anda

1. Para ayudar al bebé a ponerse de pie, puedes usar una banqueta o silla pequeña. Te pones de pie detrás de ella y enseñas a tu hijo su muñeco favorito. Te agachas un poco, lo suficiente como para que tu hijo pueda agarrarlo si se pone de pie. Una vez que llegue hasta donde estás (seguramente, gateando), usará la silla o banqueta como apoyo para ponerse de pie. 

2. Permite a tu bebé andar descalzo por la casa. Esto hará que mejore su equilibrio y su agarre al suelo, lo que le dará más confianza.

3. Utiliza un correpasillos, carrito de la compra de juguete o una sillita de muñecos para que tu hijo pueda dar algunos pasos agarrándose a ellos. A los bebés les encanta empujar objetos. ¡Más aún si tienen ruedas! Ellos se sentirán más seguros y entrenarán para cuando llegue el momento de soltarse.

4. Incentiva su curiosidad. Enseñándole su juguete favorito, conseguirás que desee ir hacia ti.

5. Para que aprenda a andar, mejor sitúate detrás de él. Le das las manos y elevas sus brazos. Poco a poco los echas hacia delante y sustituyes tus manos por un dedo. ¡Ya casi lo tiene! 

6. Enséñale a frenar. Para ello, deja que de unos pasos solo y párale ofreciendo uno de tus dedos de cada mano. Dejas que se quede quieto y en equilibrio y le sueltas. ¡Verás como aguanta!

Como último consejo, mucha paciencia. No todos los niños siguen el mismo ritmo. A unos les cuesta más que a otros, así que no tengas demasiadas prisas por ver a tu bebé caminar. 

Vídeo de trucos para enseñar a nadar a los bebés