Un test casero para saber el sexo de tu bebé

El sexo de bebé ya no será un secreto tan guardado como antes. Las madres podrán conocerlo seis semanas antes que lo que hasta ahora era considerado normal. Lo que antes se podría conocer sólo a partir de la 16ª semana del embarazo y a través de una ecografía en una consulta médica, ahora se podrá conocer a la décima semana de gestación, y sin moverse de casa.

La prueba funciona como un test de embarazo y dura sólo 10 minutos. Con una muestra de orina (cuyas hormonas se combinan con sustancias químicas), podrás saber si tu bebé es un niño o una niña, según el color que prediga el aparato: rosa o azul. El producto se llama "Boy or Girl Gender Prediction Test", y se vende en Estados Unidos a 35 dólares.

Prueba para saber el sexo del bebé

Esta nueva prueba, con un 80 por ciento de fiabilidad, alivia la curiosidad de los padres hasta que puedan confirmar el sexo de su bebé en la ecografía, alrededor de la semana 20 del embarazo, que es cuando se puede diferenciar los genitales del bebé. Hasta el momento, la compañía IntelliGender no ha revelado el tipo de sustancias que usa, y está pendiente de poder patentar el producto. No más salir al mercado, este producto ya está provocando polémicas en algunos sectores de la sociedad estadounidense que opinan que, al conocerse el sexo del bebé en una época temprana de gestación, podría propiciar dudas en los padres sobre si continuar o no con el embarazo. Yo, particularmente, no creo que los padres serían capaces de interrumpir un embarazo por el simple hecho de que el bebé que irá nacer no sea del sexo que ellos esperaban. Prefiero creer que no sea así. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com