El estreñimiento durante el embarazo. ¿Qué hacer?

Es muy normal que, durante la gestación, algunas mujeres se sientan más estreñidas que en otras épocas. Hay algunas que llegan a estar sin conseguir evacuar hasta 2 o 3 días, lo que provoca un estado de irritación y de nerviosismo, no sólo por el estreñimiento sino también por los gases que esta situación provoca, y por no saber qué hacer para normalizar su tránsito intestinal.

¿Cómo combatir el estreñimiento en el embarazo?

El estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento es una de las molestias más incómodas que pueden sentir las mujeres durante el embarazo. Una de las explicaciones para este problema se basa en que los intestinos están muy próximos al útero y que sus movimientos habituales podrían perjudicar al feto. Por este motivo, el intestino emite una respuesta protectora natural, volviéndose más lento y vago. También así se explica la menor frecuencia de las deposiciones y el endurecimiento de la textura de las mismas.

Para atajar este problema, no es aconsejable utilizar medicamentos, sino una alimentación rica en fibra y con abundantes líquidos. El aumento del consumo de alimentos ricos en fibra, como son las verduras, frutas y las legumbres, junto con el agua, dilatarán el bolo intestinal para facilitar las visitas al baño.

Si estás embarazada, algunos vegetales como las espinacas, acelgas, lechugas, judías verdes, etc., deben fornar parte de tu dieta. También las frutas como mangos, naranjas, kiwi, uvas, y todas las que tengan un efecto laxante, no astringente, deben estar presentes todos los días en tu alimentación.

Aparte una alimentación rica en frutas y verduras, se debe tomar más de litro y medio de agua al día. Si no consigues mejorar, puedes comprar productos naturales como laxantes suaves como la leche de magnesia, o utilizar los supositorios de glicerina, que son muy efectivos para vaciar el recto.

Los ejercicios físicos también están recomendados para evitar el estreñimiento. En el caso de que el estreñimiento sea persistente, lo mejor es que consultes con tu medico. Si sueles estar estreñida, no esperes mucho tiempo para combatir esta molestia. Un estreñimiento prolongado, aparte de las incomodidades que provoca, también te puede acarrear otros problemas mayores. El esfuerzo que haces para expulsar las heces aumenta la presion sobre las paredes del intestno y no permite la circulación normal de la sangre, lo que puede provocar la dilatación de las venas y la formación de varices o bien problemas de hemorroides, fisura anal, diverticulos, colitis, etc.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com