Música clásica para los niños. ¿Por qué no?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Hace unos años mi hija, junto con su grupo de coro, fue hacer una presentación en un programa de televisión que se dedica a divertir, escenificar y explicar la música clásica a los niños. En realidad, lo que hace el programa es acercar los niños a la música clásica, popularizando su estilo y lenguaje. ¡A los niños les enloquecen! Es que al contrario de lo que muchos piensan, la música clásica no es aburrida. Les gusta a los niños, pero no se les ofrece.

Acercar a los niños a la música clásica

musica clásica para niños

Al director y presentador del programa "El conciertazo", Fernando Argenta, le apasiona lo que hace y sabe cómo transmitirlo. Él fue capaz de poner un montón de arañas en el palco para que bailaran "La Tarantella", la típica danza napolitana del sur de Italia. Con eso, lo que se quiere transmitir es que la música clásica no está indicada solo para que los bebés y niños se relajen o se duerman más rápidamente. Con este estilo musical también se puede divertir, y mucho. Que también se puede hacer fiesta con las músicas de Mozart, Beethoven, Vivaldi, Chopin...

La escritora, ilustradora y gran amante de la ópera, Georgina García-Mauriño, quién GuiaInfantil.com ha tenido el honor de entrevistar, a raíz de sus cuentos fantásticos y de curiosas ilustraciones perfectamente ubicados en la colección de disco-cuentos Cuéntame una Ópera, ella consigue acercar, de una forma sencilla y emocionante, la ópera a los niños. Sus argumentos son historias estupendas, a menudo demasiado increíbles para un adulto, pero con toda la fantasía de los cuentos infantiles, y como éstos las óperas alimentan la imaginación de los niños y les ayudan a descubrir el mundo y a conocerse poniendo en orden, ideas y emociones.

A través de la música clásica los niños tienen la oportunidad de poner melodías a los sentimientos o sentimientos en las melodías. Además, es una forma de expresión emocional muy atractiva. Los niños saltan, bailan, imaginan historias... muy importante elegir obras animadas, que despierten sus ilusiones, y que contagien a sus ánimos. Con la música clásica el espectáculo está asegurado. El coro de mi hija se divirtió haciendo su presentación, pero estoy segura de que disfrutaron de todo el programa.