Los parches de nicotina en el embarazo

A estas alturas, todos conocemos las consecuencias que tiene sobre la salud fumar y, sobre todo, durante la gestación. Además de la relación del tabaco con el cáncer de pulmón y con las enfermedades cardiovasculares, fumar en el embarazo está relacionado con un bajo peso del bebé al nacer y con el parto prematuroDejar el tabaco con terapia o parches de nicotina en el embarazo es un tema importante para la salud de la madre y del feto, pero ¿cómo hacerlo?

Cómo dejar de fumar en el embarazo

Parches de nicotina en el embarazo

Las estadísticas nos confirman que en los países desarrollados, entre un 13 y un 25 por ciento de las mujeres fuma durante el embarazo. Ese porcentaje también está aumentando entre las mujeres de países en vías de desarrollo. De ahí que cualquier paso para abandonar este hábito durante la gestación haya sido bienvenido entre médicos y pacientes durante décadas. Uno de ellos, es la terapia sustitutiva a base parches de nicotina.

El parche de nicotina tiene una ventaja frente al cigarrillo y es que sólo contiene nicotina, pero esta sustancia por sí sola es un factor de riesgo importante porque genera vasoconstricción y esto da lugar a hipoxia [falta de oxígeno], lo que puede repercutir negativamente en el embrión y más adelante en el feto. Por este motivo, existe un consenso generalizado en que lo mejor para dejar de fumar en el embarazo son las terapias conductuales, pero los especialistas también admiten que la terapia de sustitución de la nicotina es menos peligrosa que el tabaco, y su empleo está recomendado en diferentes guías médicas. No obstante, hasta la fecha se han realizado pocas, y pequeñas investigaciones sobre este tema. El motivo de la escasa existencia de investigaciones sobre los parches de nicotina en el embarazo reside en que es más difícil llevar a cabo ensayos clínicos durante la gestación por los efectos secundarios que pueden generar ciertos fármacos al feto.

A pesar de todo, un reciente estudio ha revelado que los hijos de mujeres que utilizaron chicles o parches de nicotina durante el embarazo presentaban cólicos del lactante más frecuentemente que aquellos recién nacidos de madres que no habían fumado o empleado ninguna terapia de sustición de nicotina. El estudio tomó como referencia a 15.000 mujeres había fumado durante el embarazo. Unas 1.200 habían empleado chicles o parches con nicotina y también habían fumado en algún momento de la gestación y 207 mujeres había utilizado alguna de estas terapias con nicotina, pero no había fumado. La incidencia de cólicos de la lactancia en los bebés fue mayor entre los hijos de las mujeres que habían utilizado los parches o los chicles de nicotina, un 11 por ciento frente a un 7 por ciento en los hijos de las que no fumaban.

Marisol Nuevo.