El ritmo de crecimiento de los niños y niñas: la edad ósea

Por qué unos niños crecen más que otros. Pesos y medidas de crecimiento de los niños

Marisol Nuevo
Marisol Nuevo Periodista
Revisado por Pilar Roncalés, Pediatra, el

La edad ósea no siempre coincide con la edad real del niño, es uno de los motivos por los cuales hay unos niños que son más altos y otros más bajitos respecto a su edad cronológica. La velocidad a la que crece el esqueleto no sigue un patrón fijo y varía de unas personas a otras. Se cree que este ritmo de crecimiento es una característica que se hereda, ya que muchos padres preocupados por la altura de su hijo, se sorprenden con un estirón tardío y recuerdan que ellos también experimentaron un patrón de crecimiento similar.

¿Qué es la edad ósea de los niños y cómo influye en el crecimiento?

La edad ósea de los niños

Para averiguar si la edad ósea de un niño está retrasada o adelantada, el pediatra suele pedir la realización de una radiografía de la mano y de la muñeca. Esta prueba médica (que es indolora y que implica una cantidad de radiación muy pequeña) ayudará a comparar si la edad de los huesos corresponde con la edad real de los niños. De esta forma podremos estimar cuánto va a seguir creciendo el niño.

En esta radiografía se pueden observar en los extremos de las manos lo que se conoce como 'placas de crecimiento', que son cartílagos que contienen las células responsables del crecimiento (en longitud) de los huesos de los niños. Cuanto más crece el niño, menor es la placa de crecimiento (hay menos cartílago disponible); cuando los cartílagos se cierran, el hueso ya no se puede estirar más. A través de la edad ósea y, conociendo otros datos del niño, se puede predecir de manera aproximada:

- Cuánto tiempo más crecerá el niño.
- Qué altura podría llegar a medir.
- En qué momento el niño entrará en la pubertad.

El ritmo de crecimiento de los niños

El adelanto o el retraso de la edad ósea es un parámetro que se calcula observando la calcificación de los huesos de esta zona de la muñeca, lo que permite establecer su maduración y, por lo tanto, su edad aproximada.

Si la edad del esqueleto y la edad cronológica en un niño son muy diferentes, puede haber algún tipo de problema de crecimiento (si bien no siempre es así, y el pequeño puede estar perfectamente sano). Siempre que no existan otras enfermedades relacionadas (como, por ejemplo, una cardiopatía, enfermedad celiaca o déficit de hormona del crecimiento) que puedan influir en el crecimiento, los niños suelen alcanzar la talla que les corresponde por su herencia genética, aunque esto puede ocurrir antes o después de lo previsto.

Fórmulas para saber cuánto va a medir un niño al ser adulto

Qué estatura va a medir a los niños

Para estimar cuánto medirá de mayor un niño, existen varias fórmulas. Aunque puedes realizarla en casa, si tienes alguna duda sobre el ritmo de crecimiento de tus hijos lo mejor es que consultes con un pediatra. A continuación te hablamos de la talla diana y la talla proyectada.

La talla diana para saber cuánto medirá un niño

Una de ellas es la talla diana. Se considera que es la estatura a la que un niño debería llegar en la edad adulta teniendo en cuenta la genética que ha heredado de sus padres. Es posible que hayas oído hablar de ella como talla genética o talla potencial. Esta se calcula con la siguiente fórmula:

(Talla del padre + Talla de la madre + o - 13) / 2 = talla objetivo

En el caso de hijos varones, se añade 13 a la suma de las tallas de los padres y en el caso de las mujeres se resta 13 a la misma suma.

Si bien esta fórmula nos puede dar algunas pistas sobre cuánto van a crecer los niños, no podemos olvidar que no se trata de un método exacto, pues hay otros factores que pueden influir en la estatura final de los niños. La alimentación, el ambiente, la actividad física o las enfermedades pueden hacer que esta fórmula dé resultados equivocados.

La edad ósea infantil y el crecimiento

Método de la talla proyectada o los percentiles de talla infantil

Otro método consiste en calcular la talla proyectada, siguiendo sobre una gráfica de percentiles, el percentil por el que crece un niño o una niña, hasta la edad de 18 años. Al ir valorando todos los datos obtenidos de medir al pequeño en distintos momentos de su vida, podremos ir trazando una gráfica que nos muestra su ritmo de crecimiento.

A través de las curvas de crecimiento, como se conoce a este tipo de informes a partir de los percentiles, nos permite ver en qué momentos el niño ha crecido más rápido y más lento. Una ralentización repentina y brusca en el crecimiento, podría deberse a algún problema de salud (aunque no siempre es así), por lo que el pediatra podría valorar la necesidad de hacer algún tipo de prueba médica adicional.

Otras formas de calcular la estatura de los niños en la edad adulta

También existen otros cálculos que toman en consideración la edad cronológica, la talla, la edad ósea, la velocidad de crecimiento en el último año y el grado de desarrollo puberal. Con este método se puede predecir la talla definitiva con una probabilidad de acierto entre el 80 y 95 por ciento.

Los resultados de estas fórmulas pueden variar unos cuantos centímetros por encima o por debajo debido a que la carga genética de uno de sus progenitores puede haber influido más en su altura final. Además, estos cálculos precisan de las condiciones de salud y alimentación adecuadas para que el crecimiento se produzca con normalidad.

¿Cómo es el ritmo de crecimiento de los niños y niñas?

Seguir el ritmo de crecimiento de los niños

El crecimiento y el desarrollo de un niño, así como los picos de crecimiento en los que vemos que el niño o la niña pega el estirón, se pueden dividir en cuatro períodos:

- La lactancia o primera etapa
- Los años preescolares
- El periodo medio de la niñez
- La adolescencia o pubertad.

Durante el primer año de vida el ritmo de crecimiento es más espectacular, tanto es así que el bebé crece unos 25 centímetros, más o menos la mitad de lo que medía al nacer.

En la pubertad, el pico se produce alrededor de los 12 años en las niñas y de los 14 en los niños, y siendo hasta un 20 por ciento del crecimiento total. Aunque entre ambos sexos existen diferencias que marcarán la altura final, ya que el crecimiento en las chicas es más breve e intenso, y en los chicos, más gradual y prolongado. Por eso, al final, los varones superarán, por norma general, en talla a las mujeres en unos 13 centímetros.

Además de la talla, también se duplica la masa corporal y, mientras ellos desarrollan el doble de músculo y esqueleto que las niñas, ellas tienden a acumular mayor cantidad de grasa.

¿Qué hacer para asegurarnos de que los hijos crecen bien?

Consejos para que los niños crezcan bien

Como hemos señalado antes, la altura de niños y niñas viene marcada en gran medida por la genética. No obstante, padres y madres, para asegurarnos de que nuestros hijos crece correctamente, así como para que gocen de una excelente salud, debemos prestar especial atención a:

- Que las horas de sueño y descanso sean las correctas
Los patrones de sueño varían según la edad de niño. Por ejemplo, en la primera infancia necesitan de media de 10 a 12 horas de sueño.

- La alimentación
Además de ser nutritiva, sana y equilibrada ha de ser variada, no solo para que su paladar se acostumbre a comer de todo, sino también porque es la mejor forma de estar saludables, de obtener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y de tener la energía necesaria para crecer, jugar, estudiar...

- Practicar ejercicio regular
Igual de necesario es para su desarrollo sacarles de paseo cuando son bebés, así como procurar que tengan un rato de juego libre no dirigido al día en la infancia, o que se acostumbre a hacer ejercicio regular según van creciendo. Con ello se evita el sedentarismo y la obesidad y se les enseña por qué es tan necesario tener un estilo de vida saludable.

Cómo saber si el niño tiene un problema de crecimiento

Qué es el ritmo de crecimiento de los niños

Un problema de crecimiento en niños o niñas quiere decir que se encuentra por debajo del rango medio de crecimiento que le corresponde para la edad, sexo y antecedentes familiares y que esto tiene algún tipo de consecuencia para su salud. Se observa, por lo tanto, que la curva de crecimiento se ha estancado, es decir, el niño crece menos de lo que debería según su edad.

Las revisiones pediátricas, entre otras cosas, se llevan a cabo para detectar a tiempo patrones de crecimiento inadecuados que, en algunos casos, pueden deberse a trastornos genéticos, retraso del crecimiento intrauterino (CIR) o enfermedades crónicas u hormonales. En todo caso, será el profesional de la salud quién indique cómo se debe proceder.

Calculadoras del crecimiento de los niños

Calculadora de altura para niños y niñas Calculadora de altura para niños y niñas. Cómo calcular la altura que tendrá tu hijo de mayor. Si quieres saber qué altura tendrá tu hijo cuando sea mayor, Guiainfantil.com te propone que utilices la calculadora de altura para niños y niñas. Se trata de una herramienta muy fácil de utilizar. Sólo tendrás que poner el sexo de tu hijo, su edad y su altura actual.

Calculadora de percentiles de peso de niños y niñas Calculadora de percentiles de peso de niños y niñas. Calculadora de percentiles de peso de niños y niñas. Cómo calcular para saber si el peso del bebé o de los niños es adecuado y está de acuerdo con su edad. GuiaInfantil.com les ofrece una calculadora de peso del bebé, con la cual podrás calcular el percentil de peso de tu bebé.

Calculadora de percentiles de talla. Calcular la altura de niños y niñas Calculadora de percentiles de talla. Calcular la altura de niños y niñas. Calculadora de talla de los bebés, niños y niñas. Percentiles de talla. Cómo calcular la altura de los bebés, niños y niñas. GuiaInfantil.com les ofrece la posibilidad de conocer cuánto debe medir de talla los bebés y los niños. Solo tendrás que elegir el sexo de tu bebé, su edad en meses y su altura.

Puedes leer más artículos similares a El ritmo de crecimiento de los niños y niñas: la edad ósea, en la categoría de Peso y altura en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: