Alimentos indispensables contra la retención de líquidos tras el parto

Consejos para eliminar problemas de retención de líquidos en el posparto

Estefanía Esteban

Si acabas de tener un bebé, lo más normal es que te sientas hinchada. esto se debe a la retención de líquidos y es una de las molestias más comunes tras el parto. 

Pero podemos mejorar esta situación y luchar contra el edema o retención de líquidos mediante la alimentación. ¿Cómo? Aquí encontrarás una lista con algunos alimentos indispensables contra la retención de líquidos tras el parto.

Alimentos que te serán muy útiles contra la retención de líquidos tras el parto

Alimentos indispensables contra la retención de líquidos tras el parto

El edema o hinchazón tras el parto es bastante común, y se debe a diferentes causas. Según nuestra experta nutricionista, Paola Andrea Coser, puede deberse a: 

- Los cambios hormonales que se ocasionan en el posparto.

- La poca actividad que realiza la embarazada las últimas semanas.

- El aumento de peso durante el embarazo, ya que éste hace que la sangre circule de forma más lenta y se retenga más líquidos en las piernas, tobillos y pies.

Evidentemente, la alimentación juega un papel importantísimo en este caso. Algunos alimentos favorecen la retención de líquidos, mientras que otros son excelentes aliados para luchar contra la hinchazón. Para no sufrir demasiado de la retención de líquidos, deberías prestar atención a estos consejos:  

1. Aumenta el consumo de agua, caldos naturales, infusiones ... Las mejores infusiones para luchar contra el edema son el boldo, el té verde y la infusión de jengibre. También puedes añadir al agua rodajas de limón, naranja o rodajas de pepino.

2. Prueba el agua de fruta en compota, pero sin azúcar añadido y gelatinas, que aportan mucha hidratación pero sin aportar demasiado azúcar.

3. No olvides hacer un consumo adecuado de frutas y verduras, fuente de fibra y excelentes aliados contra la retención de líquidos.

4. Alimentos ricos en potasio, como la patata o la batata, el boniato, la yuca, el kiwi, la uva, la ciruela, el níspero, las legumbres, los frutos secos y el plátano. ¿Por qué? Porque regulan el sodio en el organismo y permiten una menor retención de líquidos.   

5. Vigila el consumo de sal. Un consumo excesivo de sal hace que los niveles de sodio en el cuerpo se disparen y aumente la retención de líquidos. Para controlarlo, es mejor que cocines los alimentos sin sal y luego añadas un poco una vez que el alimento ya esté cocinado en el plato. La sal además debe seguir siendo yodada.

6. Evita los productos procesados, como los embutidos, las galletas y las salsas. La mayoría de estos productos incluyen un alto contenido en sal y azúcares, algo que no te beneficia nada a la hora de luchar contra la retención de líquidos.

Lo ideal es que durante el embarazo te hayas cuidado. Sería de gran ayuda no engordar durante la gestación más de 9-12 kilos. Pero todo tiene solución, y además de cuidar la alimentación, puedes ayudarte con algo de ejercicio suave. Por ejemplo, puedes andar todos los días. También te será de gran ayuda: 

- Colocar los pies en alto.

- Utilizar medias de comprensión.

- Hacerte masajes drenantes con ayuda de la ducha para ayudar a mejorar la circulación.