Guía completa para elegir la mejor cuchara para los niños

La cuchara es el cubierto más importante en etapas infantiles

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Cuando el niño comienza a dejar de tomar leche (bien a través de la lactancia materna o del biberón) y se inicia en el proceso de introducción de otros alimentos con una textura más consistente, muchos padres se preguntan sobre el tipo de cubierto más recomendado para los pequeños. Cierto es que en el mercado hay una amplia variedad de cubiertos infantiles, pero la razón también es que existen infinidad de situaciones, condiciones, edades y habilidades de los niños. 

Concretamente, en esta publicación vamos a hablar del cubierto más importante y principal en las primeras etapas infantiles con las papillas y los triturados, la cuchara, y te vamos a dar una serie de pautas para elegir la mejor cuchara para los niños. 

Criterios para elegir la mejor cuchara 

elegir la mejor cuchara

Podemos encontrar cucharas de distintos materiales (metal, plástico, silicona, etc.), de distintos tamaños (pequeños, grandes, planos, profundos, etc.) y formas (redondeadas, cuadradas, triangulares, etc.), pero también otras variedades caracterizadas por un importante grosor de los mangos y que permiten una mayor ergonomía o control de los niños.

Atendiendo a la frecuente duda de cómo escoger la mejor cuchara para cada niño o niña, os facilitamos un breve resumen con algunas de las propiedades más importantes que acompañan a cada una de estas variedades:

Según su material 
- Las cucharas de metal ofrecen la ventaja del frío, que viene dada por el propio material y que por lo tanto despierta nuestra propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos). Si nos encontramos con la situación de que el niño está en pleno proceso de erupción dental y frecuentemente muerde la cuchara, quizás el metal no sea una buena opción respecto a los dientes.

- Las cucharas de plástico no ofrecen la ventaja del frío, pero en situaciones de mordidas fuertes, pueden ser una excelente opción.

- Por su condición de blandita y próxima a la succión, las cucharas de silicona son una excelente propuesta inicial para favorecer la transición del biberón o pecho al inicio de la cuchara; según el niño vaya madurando es importante aumentar la rigidez del material y, por tanto, cambiar a otra más fuerte. 

Según su tamaño
- Las cucharas grandes principalmente estarán indicadas lógicamente para bocas más grandes, mientas que las cucharas pequeñas estarán recomendadas para bocas más pequeñas. Ello es fácil de saber si colocamos la cuchara de lado y a la altura de los labios: el largo de la cuchara debería corresponder a la distancia entre comisura y comisura de los labios.

- Las cucharas más planas son para niños que requieren un volumen más bajo, por ejemplo, en caso de mala habilidad para generar un bolo, y las cucharas profundas serían sinónimo, la mayoría de veces, de una habilidad oral mayor.

Según su forma
- Las cucharas redondas son las más habituales e indicadas en caso de que no exista ninguna dificultad de deglución y/o alimentación. Normalmente las cuadradas y las triangulares las solemos utilizar y recomendar los logopedas en determinadas situaciones de dificultad para trabajar aspectos como recoger la comida con los labios o hacer alguna estimulación diferente a nivel de lengua.

Todo un abanico de posibilidades que dependerá de cada, niño porque recuerda que cada uno tiene su ritmo y proceso. 

Puedes leer más artículos similares a Guía completa para elegir la mejor cuchara para los niños, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.