Por qué la embarazada necesita tomar leche

La importancia de los lácteos en la dieta de la embarazada

Guia Infantil

La leche es un alimento fundamental en la dieta de las embarazadas. Sus beneficios son tales que, a no ser que la futura mamá sufra algún tipo de intolerancia, es imprescindible que forme parte de su alimentación diaria. Estas son las razones por las que la embarazada necesita tomar leche.

La importancia de una correcta alimentación en el embarazo

La importancia de la leche para la embarazada

Una buena dieta durante el embarazo es fundamental para garantizar la salud de la madre y el correcto desarrollo del bebé. Sin embargo, se sabe que al menos en España, una de cada dos embarazadas no alcanza el consumo recomendado de ácido fólico, yodo, calcio, hierro y vitamina D.

Durante el embarazo, las necesidades de energía y nutrientes de la futura madre son mayores que las de una mujer no gestante. Esto no significa que la embarazada deba comer por dos, sino que sus requerimientos nutricionales son distintos y que es especialmente importante darles respuesta para garantizar su bienestar y, sobre todo, un correcto desarrollo del bebé.

Dentro de la dieta, uno de los alimentos imprescindibles es la leche ya que aporta energía y nutrientes esenciales de alta calidad como calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B entre otros.

5 razones por las que la embarazada necesita tomar leche

En el informe “La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante” publicado por La Fundación Española de la Nutrición (FEN) junto con la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) se recalca las razones por las que la embarazada necesita tomar leche:

    1. Mejora el estado nutricional de la embarazada y tiene efectos muy beneficiosos sobre el crecimiento y desarrollo del bebé.
    2. Su consumo no sólo mejora el estado nutricional de la mujer gestante, sino que también tiene efectos beneficiosos sobre el peso del bebé al nacer.
    3. La leche puede ser un vehículo óptimo y más natural para asegurar la ingesta de los nutrientes claves, que tienen efectos beneficiosos sobre la salud de la madre y del bebé.
    4. La leche es un vehículo ideal para el enriquecimiento y la fortificación de la dieta con determinados nutrientes, como el calcio, la vitamina D o los ácidos grasos Omega-3.
    5. Los estudios con lácteos fortificados y enriquecidos muestran beneficios en la salud ósea de la madre y de su bebé, y parece que podrían tener también un impacto positivo en el desarrollo visual y cognitivo del niño.

En conclusión, la leche puede ser un vehículo óptimo para desarrollar alimentos fortificados que ayuden a asegurar de forma más natural la ingesta de estos nutrientes claves, que tienen efectos beneficiosos sobre el crecimiento del bebé y sobre la salud de la madre y del futuro bebé.

Fuente: Informe La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante elaborado por SEGO, FINUT y FEN