3 posturas para sacar los gases al bebé

Cómo ayudar a nuestro hijo a expulsar el aire después de las tomas

Una de las molestias más comunes entre los recién nacidos llegan por la dificultad de expulsar el aire después de cada toma. De forma que el gas retenido les produce dolor e irritabilidad.

Te explicamos cuáles son las mejores posturas para ayudar al bebé a expulsar el aire. Apunta estas 3 posturas para sacar los gases al bebé y evitar que les pueda doler la tripita.

3 posturas para sacar los gases al bebé y evitar molestias de gases

Sacar los gases al bebé

Estas son las posturas más eficaces para ayudar a tu bebé a expulsar los incómodos gases. Se trata de 3 posturas para sacar los gases al bebé que te serán de gran ayuda: 

1. Sobre el hombro: La primera posición es sobre nuestro hombro. Haremos que coincida la parte más baja de su esternón con nuestro hombro. El bebé estará por encima, su cabeza por detrás de nuestro hombro y las rodillas flexionadas hacia dentro para mantener su espalda curvada y su abdomen relajado. En esta posición se facilita la expulsión de los gases. 

Cómo sacar los gases al bebé

2. Sobre nuestro antebrazo: La segunda postura será sobre el antebrazo. La única precaución que deberemos tener será la de colocar el talón de nuestra mano sobre la parte más baja de su esternón. Para ello colocaremos nuestro brazo por delante colocando la parte del talón de nuestra mano sobre el esternón del bebé. Colocaremos al bebé de lado y ejerceremos una ligera presión con la mano hacia el abdomen, intentando llevar sus rodillas hacia el pecho. En esta posición redondeamos su columna, relajamos el abdomen y se favorece la expulsión de los gases. 

Sacar los gases al bebé

3. Sentados: Para la última posición nos colocaremos sentados, tanto nosotros como el bebé. El bebé debe estar sentado encima de nuestras piernas, cerca de nuestro abdomen y nuestro pecho. Vamos a colocar nuestras dos manos sobre su abdomen, y haremos una ligera presión hacia nosotros, presionando ligeramente su abdomen. Lo que podemos hacer nosotros es movernos como en un balanceo hacia un lado y hacia el otro, hacia delante y hacia atrás, calmando al bebé y ayudándole así a expulsar los gases. 

Sacar los gases al bebé