Cómo ayudar al niño a dejar el pañal antes de la vuelta al colegio

Controlar esfínteres antes del inicio del curso escolar

Alba Caraballo

Dejar el pañal es uno de los logros que ha de conseguir el niño antes de la vuelta al colegio. Y es que, una vez comenzada la educación infantil, con 3 años, el niño ha de poder controlar esfínteres.

Todavía son muy pequeños y sus profesores habrán de lidiar con algún momento en el que se le escape el pis o la caca, sin embargo, no ha de ser algo habitual. Te contamos cómo podemos ayudar al niño a dejar el pañal antes de la vuelta al colegio.

Por qué el niño ha de controlar esfínteres antes de la vuelta al colegio

Ayudar al niño a dejar el pañal antes de la vuelta al colegio

El no controlar los esfínteres antes de acceder al colegio puede resultar una complicación por varios motivos:

1.- En la mayoría de los centros educativos no permiten que los niños asistan a clase con pañal y exigen a los padres que enseñen a sus hijos a controlar los esfínteres antes de ir a clase. 

2- La mayor parte de los colegios no cuentan con personal que pueda ayudar a los más pequeños a cambiarse la ropa en caso de que se manchen con el pis o la caca, y es una labor que no entra en las atribuciones de los profesores, por lo que en estos casos el colegio suele ponerse en contacto con los padres para que acudan a cambiar a su hijo estén donde estén. 

3- El hecho de que el niño sea consciente de que sus compañeros controlan los esfínteres y él no, o tenga algunos escapes, puede hacer que dañe su autoestima.

Consejos para ayudar al niño a dejar el pañal antes de la vuelta al colegio

Para ayudar a nuestro hijo en el control de sus esfínteres pueden ayudarnos las siguientes recomendaciones:

1- Todos los niños aprenden antes o después a controlar sus esfínteres así que conviene que tengamos mucha paciencia y evitar regañar y no hacer sentir culpable a nuestro hijo ante posibles escapes. Y es conveniente valorar mucho los logros conseguidos para que podamos motivar a nuestro hijo a conseguir este control. 

2- Conviene elegir un momento en el que el niño no esté experimentando cambios importantes como puede ser una mudanza. 

3- Hablar con naturalidad a nuestro hijo del pis y de la caca para que pueda comprender qué es y donde tiene que hacerlo. 

4- Habilitar el retrete o un orinal donde el niño pueda utilizarlo sin nuestra ayuda para hacer sus necesidades. 

5- Algunos expertos recomiendan sentar al niño con ropa y pañal en el retrete y después de que se haga sus necesidades en el pañal quitárselo y sentarle desnudo en el retrete para que pueda comprender que el pis y la caca se hacen ahí. 

6- Si hemos iniciado el proceso de quitar el pañal conviene no volver a ponérselo. Ni siquiera a ratos en casa.

7- Las comparaciones delante de nuestro hijo entre hermanos o entre otros niños con respecto al control de sus esfínteres pueden dañar la autoestima de nuestro pequeño y desmotivarle en la consecución de este objetivo.

8- Si nuestro hijo nos ve ir al retrete comprenderá de forma más sencilla donde tiene que hacer sus necesidades. 

9- Usar braguitas de aprendizaje puede facilitar que nuestro hijo sea autónomo para ir al retrete sin nuestra ayuda cuando lo necesite aprendiendo a bajarse su ropa interior para no hacerse pis o caca encima.

10- Enseñar a nuestro hijo a pedirnos hacer pis o caca cuando tenga la necesidad de hacerlos.

Si tu hijo va a quedarse a comer en el colegio también tenemos que procurar enseñarle a comer solo ya que en algunos centros no existe la labor del auxiliar que le ayude en esta tarea o no son suficientes los auxiliares que supervisan el comedor como para poder atender a los escolares de manera individualizada.