Autolesiones en niños: ¿por qué un niño se hiere a sí mismo?

Por qué se autolesiona un niño

Desafortunadamente, existe un elevado porcentaje de niños que se autolesionan o, dicho de otro modo, hay muchos menores que se provocan daño de forma deliberada en su propio cuerpo para afrontar sentimientos difíciles que crecen dentro de ellos mismos. 

Quizás, no exista nada más doloroso e inquietante para unos padres que averiguar que su hijo está causándose daño o hiriéndose de manera intencionada. Por ello, en Guiainfantil.com queremos contribuir a aliviar el sufrimiento que las conductas autolesivas provocan en los niños y en sus progenitores. Te explicamos todo sobre las autolesiones en niños.

Autolesiones en niños, ¿por qué se produce?

Autolesiones en niños

Las autolesiones pueden tener intención suicida o no. Por suerte, la mayoría de niños que se autolesiones no tienen la intención de suicidarse pero no por ello debemos quitarle importancia a las autolesiones. ¿Por qué puede autolesionarse un niño?

- Normalmente, detrás de las autolesiones se esconde un gran dolor emocional que el niño no sabe gestionar por lo que utiliza este tipo de conductas para aliviar temporalmente emociones negativas que le sobrepasan tales como culpa, rabia, miedo, preocupación, tristeza, etc. 

- Hay niños que cuando las cosas no salen como a ellos les gustaría experimentan sentimientos de frustración y, dicha frustración desencadena en ellos una agresividad que dirigen hacia sí mismos causándose daños en su cuerpo. Es común observar este tipo de conductas en niños impulsivos ya que como sabemos se caracterizan por tener una baja tolerancia a la frustración. 

- Algunos niños manifiestan conductas autolesivas como medio para manipular a los adultos de sus entorno. Las autolesiones con carácter manipulativo suelen ser muy frecuentes. En ocasiones, los niños  manifiestan este tipo de conductas para captar la atención de sus padres y atraparlos emocionalmente.

- Muchas veces, los niños no disponen de las herramientas necesarias para resolver los problemas con los que se encuentran. No todos los niños tienen capacidad para solucionar los problemas de su día a día de manera eficaz y sin que ello le supongan un desgaste emocional. Hay niños que ante los problemas se sienten abrumados y esto les puede hacer que manifiesten conductas autolesivas. 

Estos son los principales motivos o al menos los motivos más comunes que favorecen las autolesiones en niños, sin embargo, existen muchos otros motivos. Sea cual sea el motivo que las haya favorecido, lo que es sumamente importante es no dejar de prestar atención a este tipo de conductas

Qué hacer cuando un niño se hiere a sí mismo

Si nuestro hijo se autolesiona, expresa desinterés por la vida o nos expresa ideas o pensamientos suicidas (“quiero morir”, “voy a hacerme daño”, “mi vida es un asco”, etc.) No debemos enfadarnos con él, tampoco debemos pensar que “son cosa de niños” o restarle importancia por pensar que simplemente quiere llamar la atención. 

Es recomendable que nos mostremos accesibles a nuestros hijos, que hablemos sobre lo que les preocupa e intentemos ofrecerles todo nuestro cariño y comprensión. No debe cundir el pánico pero tampoco podemos hacer caso omiso a este tipo de conductas.

Quizás sea suficiente con hablar con nuestro hijo y ofrecerle estrategias para que aprenda a gestionar sus emociones de una forma más adecuada y saludable. Pero si las autolesiones persisten, después de haber hecho todo lo que como padres podemos hacer, es necesario buscar ayuda profesional para que un especialista en este tipo de conductas ayude al niño y, por otro lado, oriente y asesore a los padres sobre la manera de proceder.