Proverbios budistas para educar a los niños

Frases de Buda para motivar y enseñar a los niños

Alba Caraballo Folgado
Alba Caraballo Folgado Directora de contenidos

Para muchas personas el budismo es más que una religión, una filosofía de vida. Sea como fuere, se practica desde el siglo V a. C. Cuando Siddharta Gautama, su fundador comenzó a difundir sus enseñanzas.

Algunas de las frases y proverbios de Buda encierran grandes lecciones de vida y amor, por lo que resultan perfectas para que los padres podamos estimular y educar a nuestros hijos.

10 frases de Buda para educar a los niños

Proverbios budistas para educar con amor

- El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional: depende de nosotros el sufrir por las cosas que nos rodean.

- No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita: hemos de aprender a vivir con poco y a disfrutar lo que tenemos.

- Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora: aprovecha el momento y el tiempo.

- No sobreestimes lo que has recibido, ni envidies a otros, el que envidia no tiene paz: es un alegato en contra de la envidia y a favor de la generosidad.

- No causes dolor a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo: no hagas a los demás aquello que no te gusta para ti. 

- Hay tres cosas que no se pueden ocultar por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad. Debemos enseñar a los niños a ser sinceros y a tener el coraje de enfrentarse a la verdad.

- El odio no se termina con odio, se termina con amor, es la regla eterna: no hay que ser vengativo ni enfrentarse a los demás con rabia.

- Estériles son las buenas palabras si no las ponemos en práctica: no debemos hablar tanto, sino actuar más.

- Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno: es importante encontrar el equilibro entre la mente y el cuerpo.

- Para entenderlo todo, es necesario olvidarlo todo: los niños están abiertos al aprendizaje, pero no debemos darles ideas preconcebidas sino las bases para que ellos mismos generen su juicio.