Qué es la estimulación sensorial prenatal del bebé

Cómo estimular al bebé durante el embarazo

La estimulación sensorial prenatal forma parte de la psicología prenatal y perinatal, tremendamente desarrollada en el Reino Unido y Alemania.

Esta rama de la psicología tiene como objetivo trabajar con las madres en las diferentes etapas (antes, durante y después del embarazo) para conseguir un mayor bienestar tanto físico como psíquico que se piensa que influye en el de su bebé, ya que está demostrado que el feto empieza a desarrollar sus capacidades sensoriales y emocionales en el útero, y por ello se debe procurar que este entorno se convierta en un lugar adecuado.

¿Es posible estimular al bebé en el embarazo?

Estimulación del bebé en el embarazo

La estimulación de nuestro hijo desde el útero es posible, gracias a la estimulación sensorial prenatal, que son una serie de ejercicios o técnicas con los que se puede trabajar la conexión neuronal del bebé, incidiendo en diferentes sentidos que se van desarrollando a lo largo de la gestación: la vista, el oído, el tacto…

Los beneficios de estas técnicas no sólo se piensa que tengan repercusión en el futuro niño, sino que también para los padres es muy positivo, ya que se trabaja el vínculo desde el principio, se toma consciencia de la paternidad, nos da confianza.

Según los especialistas en estas técnicas, nuestros bebés estarían preparados para sacar el máximo partido de la estimulación sensorial a partir del cuarto mes de embarazo, pero sin volvernos locos; se sabe que la sobreestimulación puede ser contraproducente.  

Aunque estamos hablando del bebé, se sabe que la encargada de proporcionarle un entorno agradable y saludable es la madre, con lo que existen determinados ejercicios centrados en ella, que se sabe que tienen repercusión en el pequeño. Ya son muchos los estudios que el estrés de la madre influye negativamente en el feto, mientras que por el contrario estados de tranquilidad, de bienestar lo hacen de manera positiva.

Cómo estimular al bebé desde el útero

Así que, ¿qué podemos hacer las embarazadas para nuestro bienestar y el de nuestro hijo?

- Gimnasia para embarazadas: ejercicios específicos orientados por profesionales formados en estos momentos especiales para la mujer. Los mejores se saben que son el yoga, pilates o danza del vientre. El medio acuático también es muy positivo. Los beneficios son múltiples: la mujer se siente en mejor forma física, disminuyen los dolores articulares, liberamos endorfinas, descansamos mejor, estamos con otras embarazadas.

- Relajación y Mindfulness para embarazadas: nos hace tomar consciencia de vivir el momento presente, nos ayuda a conectar con nuestro bebé y con nuestro cuerpo. Muchas de estas técnicas están basados en la respiración.