Socorro, tengo un quiste en el ovario

Más de un cuarto de las mujeres del mundo tienen quistes en los ovarios

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Si este es tu caso, no debes alarmarte. Aunque la mayoría de las mujeres se preocupan cuando el ginecólogo les dice que tienen un quiste en el ovario, hay que decir que, normalmente, los quistes en el ovario son algo normal, y que más de 25% de las mujeres lo pueden llegar a tener a lo largo de su vida.

Te contamos qué son los quistes ováricos, por qué aparecen, y su diferencias con otros tipos de quistes ováricos.

Qué son los quistes en los ovarios de las mujeres

Socorro, tengo un quiste en el ovario

Los quistes ováricos son pequeños saquitos rellenos de líquido que forman sobre el ovario o en su interior, y que son muy frecuentes en mujeres en edad fértil, es decir, entre los 16 y los 50 años.

En principio no debemos preocuparnos por ello, de hecho, puede que tengas alguno y ni siquiera te hayas enterado, ya que en la mayoría de los casos no suelen presentar síntomas, y si los presentan, suelen ser dolores leves o malestar en la parte abdominal.

Es cierto que, en los casos de torsión o de rotura de la cápsula del quiste, el dolor es intenso, y se debe solucionar con una cirugía por laparoscopia.

Pero, en muchos casos estos quistes desaparecen por sí solos, por eso, sea cual sea tu caso, siempre es recomendable que nos hagamos revisiones ginecológicas periódicas.

Diferentes tipos de quistes ováricos

Quistes ováricos


No todos los quistes ováricos son iguales, y por supuesto, no tienen nada que ver con un mioma. Mientras que el quiste es una acumulación de líquido que se forma en el ovario, los miomas se desarrollan por el crecimiento de las fibras musculares en su cubierta.

Los quistes pueden ser:

- Quiste funcional: Se produce con cada ovulación, cuando el óvulo se libera del ovario al no ser fertilizado. Este óvulo se crea dentro de un saquito llamado folículo, que normalmente desaparece tras la menstruación.

- Quiste folicular: Se forma cuando el folículo no se abre para liberar el óvulo.

- Quiste en el cuerpo lúteo: Aparece si el folículo se sella después de liberar el óvulo. Estos desaparecen generalmente tras unas semanas de la regla, pero a veces pueden crecer demasiado y corren el riesgo de sangrar en el interior y torsionar el ovario produciendo dolores fuertes.

Cuando debemos alarmarnos

En la mayoría de los casos no presentan síntomas, pero si tienes dolores fuertes abdominales, náuseas, vómitos, sensibilidad extrema en el pecho, presión en el recto o en la vejiga, dolor durante las relaciones sexuales o dificultad al orinar, conviene que acudas a un especialista ya que hay otras patologías, como la endometriosis, el embarazo ectópico o un cáncer ovárico que deben ser controladas.

¿Cómo se quitan los quistes ováricos?

Normalmente desaparecen por sí solos, pero si no se suele recetar la píldora anticonceptiva, para regular las hormonas, o se recurre a la cirugía.

Un quiste no es un mioma, pero por lo general, ninguno de los dos puede presentar síntomas. Si tienes más de 30 años, tu regla es abundante y dolorosa, sientes dolor abdominal o tienes pérdidas entre ciclos menstruales, debes acudir al ginecólogo para descartar que se trate de un mioma.

Los miomas son tumores benignos. Por norma se manda analizar el tejido del mioma para descartar que sea canceroso, si es benigno solo produce problemas en algunos casos, como es la dificultad para quedarse embarazada.