Cómo es la relación de la madre Capricornio con su hijo Géminis

Compatibilidad de las madres Capricornio con sus hijos Géminis

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

La madre Capricornio necesita de toda su paciencia para poder lidiar con su hijo Géminis, por naturaleza charlatán y vivaz.

Es una relación complementaria pero complicada en la que los signos tendrán que poner mucho de su parte si quieren congeniar.

Te contamos cómo es la relación entre las madres Capricornio y los hijos Géminis.

Cómo es la madre Capricornio

Cómo es la relación de la madre Capricornio con su hijo Géminis

- Sensatas, cabales, madres que intentan razonarlo todo y a las que les cuesta entender las nuevas modas y las innovaciones.

- Pacientes y perseverantes en todo lo que se proponen; no hay problema al que no se enfrenten directamente y con determinación.

- Son madres entregadas y a las que les gusta tener agrupados a los suyos, lo que les hace caer frecuentemente en la sobreprotección.

- Exigentes, les encanta tener todo en orden, incluida la habitación de sus hijos.

- Son mujeres poco impulsivas, que piensan antes de actuar, y que buscan siempre la seguridad y la tranquilidad.

Cómo son los hijos Géminis

Para desesperación de sus madres Capricornio, sus hijos Géminis son lo opuesto a ellas.

- Son niños dominados por el aire, y el planeta Mercurio, planeta de la inteligencia y del espíritu, pero totalmente caótico.

- Son niños sensibles, vivos, alegres y optimistas, con los que es imposible aburrirse.

- Siempre están expuestos a la dualidad de su signo: los dos gemelos, cuya mezcla resulta una bomba de relojería para todo aquel que esté en su radio de acción.

- Son buenos amigos, y les encanta estar rodeados de gente constantemente, debido a su miedo al aburrimiento.

- Muy curiosos, siempre están en busca de nuevas iniciativas y posibilidades, aunque a veces con miras demasiado exigentes, y pocas dosis de realidad.

Cómo es la relación de la madre Capricornio y el hijo Géminis

A los niños Géminis les encanta jugar al aire libre, y moverse sin parar, algo que desespera profundamente a la tranquila madre Capricornio.

Sin duda, esta es una relación complicada por la diferencia entre sus caracteres. La madre Capricornio intenta bajar de las nubes al hijo géminis, ya que la primera recorta las alas de la imaginación, y el segundo no pone los pies en el suelo por mucho que lo intente.

El encanto que desprenden los niños Géminis les envuelve en un halo de amistades y afecto que les confunde haciendo que pierdan la noción de la realidad y busquen metas demasiado altas y poco realistas.

Tienden a la discusión, y les gusta tener siempre razón, y esto es algo que la madre Capricornio no puede soportar. Sin embargo, la madre Capricornio sabe apreciar que son niños brillantes, ocurrentes, divertidos, y con gran memoria, aunque en la escuela no les vaya muy bien.

Es mejor que como padres de un Géminis no le admiremos demasiado, y que tenga una educación estricta, o si no sus cualidades se volverán defectos.

Su facilidad de palabra puede volverse en charlatanería, pero la madre Capricornio, si lo hace con tacto, puede influir en su hijo haciendo que realmente sea perseverante y cumpla sus objetivos.