El ciervo y el cervatillo. Fábula clásica para niños

Fábula de Esopo sobre el miedo incondicional

Guiainfantil.com

El miedo es un sentimiento muy arraigado en el ser humano y en los animales, y veces incomprensible.

Los niños muchas veces son miedosos sin saber por qué, y las razones que damos para justificar que no deben serlo resultan inútiles cuando en su persona llevan el ser así. Ser miedoso es un síntoma de protección natural, y muchas veces algo imposible de evitar y controlar.

Con la fábula clásica para niños de Esopo El ciervo y el cervatillo, podremos explicar al niño a través del ejemplo cómo a veces ser miedoso no se puede evitar.

Fábula clásica para niños sobre el miedo. El ciervo y el cervatillo

El ciervo y el cervatillo. Fábula clásica para niños

Cierto día, le dijo un cervatillo a un ciervo: 

- Padre, eres mayor y más veloz que los perros y, además, tienes unos cuernos magníficos para defenderte; ¿por qué huyes delante de ellos?

El ciervo, riendo, respondió:

- Tienes razón, hijo mío, pero no sé lo que me sucede; en cuanto oigo el ladrido de un perro, inmediatamente me doy a la fuga.

Moraleja: Las razones más convincentes a veces no bastan para cambiar un ánimo temeroso.

Ejercicios de comprensión lectora

Descubre si tu hijo ha entendido la fábula de Esopo El ciervo y el cervatillo haciéndole estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

La comprensión lectora es un paso básico para que el niño aprenda a disfrutar de la lectura.

- ¿Por qué el ciervo no debía tener miedo de los perros?

- ¿Por qué, sin embargo, tenía miedo de los perros?

- ¿Crees que podía controlar su miedo?

- ¿Tienes algún tipo de miedo que no puedas controlar?

- ¿Di las razones de por qué tienes ese miedo?