Trabalenguas para niños con las letras CH y CL

Juegos de palabras divertidos para niños

Los trabalenguas son divertidos juegos de palabras en los que se repiten varias sílabas y fonemas formando frases de rima sencilla, pero casi imposibles de pronunciar.

Son todo un desafío para la mente y la lengua de los niños, que se afanan mientras rien en pronunciar bien. Sin duda es una manera divertida y amena de practicar el lenguaje y la vocalización.

En Guiainfantil.com tenemos toda clase de trabalenguas: fáciles, difíciles, divertidos, para jugar, con la letra P... y ahora te desafiamos a que pruebes con los trabalenguas de las letras CH y CL.

Trabalenguas para niños con la letra CH y CL

Trabalenguas para niños con la letra CH y CL

 

 

Pablito clavó un clavito. ¿Qué clavito clavó Pablito?

 

 

La cara del loro

se aclara con cloro,

claro, con cloro

se aclara la cara del loro. 

 

 

El cloro no aclara la cara de Clara,

y Clara declara que así deja su cara.  

 

 

Ocholo abrocha ocho ochos.

 

 

Manuel Micho por capricho,

mecha la carne de macho,

y ayer dijo un muchacho,

mucho macho mecha Micho.

 

 

Ayer me comí una chirimoya y me enchirimoyé,

y ahora ¿cómo me desenchirimoyaré? 

 
   

Pacha plancha con cuatro planchas. 

 

 

Me han dicho que has dicho

un dicho que he dicho yo.

El que lo ha dicho, mintió.

Y, en el caso que hubiese dicho

ese dicho que tú has dicho

que he dicho yo,

dicho y redicho quedó.

Y estaría muy bien dicho,

siempre que yo hubiera dicho

ese dicho que tú has dicho

que he dicho yo.

 

 

Por los mares de la China,

de la China de Pekín,

una china chincha mucho

con un junco chiquitín.

Al que pilla le machaca

y le chafa el peluquín

y le pincha con chinchetas

y le roba su botín,

o le plancha los chichones

mientras choca so chinchín.

 

 

Una vieja tecla, meca, chirigorda sorda y vieja,

tenía siete hijos teclos, mecos, chirigordos, sordos y viejos,

si la vieja no hubiera sido tecla, meca, chirigorda, sorda y vieja,

los hijos no hubieran sido teclos, pecos, chirigordos, sordos y viejos.

 
 

La mamá de Mecha mandó a Mecha a comprar una mecha,

una mecha Mecha perdió la mecha,

y la madre de Mecha la agarró de las mechas.