Los niños necesitan perdonar y ser perdonados

Reconocer la culpa, sentirse arrepentido y necesitar ser perdonado es una de las enseñanzas más importantes para los niños

Patro Gabaldón. Redactora

Hay cosas perdurables, que nunca cambian, como decía un sabio griego No hay nada nuevo bajo el sol. ¿Cuántas veces reproducimos fielmente aquellas recomendaciones o consejos dados por nuestros padres, los abuelos de nuestros hijos?

Reconocer que te has equivocado, pedir perdón y mostrarse arrepentido es una de las enseñanzas más difíciles y necesarias en la educación de nuestros hijos.

Cómo se enseña a pedir perdón a los niños

enseñar a los niños a pedir perdón y a reconocer su culpa

Todavía recuerdo las innumerables veces que mi madre, después de la habitual disputa entre hermanos, nos exigía que nos abrazáramos y nos pidiéramos perdón ¡y cuánto nos cuesta a todos!

Yo hago exactamente igual ahora con mis hijos, lo que hacía mi madre, no solo por que sea una conducta aprendida de ella. Echo mano de ella porque me parece fundamental para la convivencia familiar ¡cuántas veces los padres hemos tenido que mediar en las peleas y disputas entre hermanos! La familia nos ofrece un marco perfecto para aprender a perdonar.

Pedir perdón y perdonar es mejor camino para que nuestros hijos posean verdadera paz interior, puedan solucionar sus pequeñas disputas, consigan una amistad perdurable y logren una convivencia armoniosa con los demás. La ofensa debe ser borrada y el perdón debe ser grabado en el corazón de nuestros hijos como dice este bonito relato de amistad:

Leyenda árabe sobre el perdón para niños

Dice una hermosa leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron. El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:

- Hoy, mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro.

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo.

Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra:

- Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida.

Intrigado, el amigo preguntó:

- ¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?

Sonriendo, el otro amigo respondió:

- Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; pero cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.

Cuentos para niños que tratan de diferentes valores

Puedes leer más artículos similares a Los niños necesitan perdonar y ser perdonados, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.