Una violenta pelea entre bebés para reflexionar sobre el uso de su imagen en redes

Cuando los padres vulneran los derechos de sus propios hijos en las redes sociales

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Si en su día nos escandalizaban las peleas de gallos, ¿por qué permitimos que se difundan a través de las redes sociales vídeos de peleas entre niños? Las redes sociales están repletas de imágenes y vídeos en donde se exaltan las peleas entre bebés, permitidas e incluso alentadas, supuestamente, por los padres. ¿Dónde quedan los derechos de los menores?

El video de una violenta pelea entre bebés para reflexionar

{*content="video" id="42977"*}

No es el primer vídeo de estas características que se difunde a través de las redes sociales. Dos bebés pelean con violencia sin que nadie les separe ni haga nada por poner fin a esta situación. Es más, las imágenes han sido grabadas por adultos (posiblemente los padres de las menores), que incluso ríen mientras graban esta escena. ¿Qué clase de ejemplo estamos dando? Por un lado, los niños comprueban cómo a los mayores les gusta que se peleen, ya que no solo lo aprueban, sino que además graban la pelea como si fuera un espectáculo divertido... un 'pasen y vean'.

Pelea entre bebés

Todo esto nos hace pensar: ¿y dónde quedan los derechos de los niños? El derecho a proteger su imagen; el derecho a recibir ayuda de sus mayores; el derecho a recibir consuelo de sus padres. 

Usar a los hijos en las redes sociales para el propio beneficio, puede salir muy caro

Pares pierden custodia

Muchos padres utilizan a sus hijos como 'anzuelo' en las redes sociales. Fotografías de bebés preciosos y simpáticos, imágenes de sus risas o sus llantos. E incluso narran su día a día a través de una especie de 'Gran Hermano' a través de Youtube. Cuando lo padres traspasan los límites, pueden llegar a usar a sus propios hijos con fines comerciales, para ganar dinero. Y son capaces de todo. Por ejemplo, gastarles bromas muy pesadas para enganchar a más y más público. 

Es lo que les sucedió a unos padres youtuber que perdieron la custodia de dos de sus hijos por utilizarlos en una especie de 'reality' a través de su canal de youtube (DaddyOFive). Inventaban bromas y usaban a sus hijos como víctimas de sus risas. Las bromas cada vez eran más pesadas y finalmente fueron denunciados por varios usuarios. La justicia decidió retirarles la custodia de dos de los hijos, por vulnerar varios de los derechos fundamentales de los menores.

Cuidado con rebasar esa fina frontera, cuidado con convertir a nuestros hijos en víctimas de nuestros intereses. Cuidado con exponer la vida de nuestros hijos como si fueran personajes de un circo. Esto también es abuso.