La mujer embarazada de quintillizos cuyos bebés se esfumaron

Paul Servet recibió la noticia más maravillosa de su vida: ¡iba a ser padre! Su novia, Bárbara Bienvenue, de 37 años, le anunció que estaba embarazada... Y poco después le dijo que serían... ¡quintillizos! Al principio, Paul se mareó. ¡Cinco hijos! Pero después lo asimiló con muchísima calma. Siempre había querido tener familia numerosa, así que comenzó a idear cómo decorarían el cuarto de sus hijos. 

La historia de los quintillizos que se esfumaron 

Embarazo psicológico

La pareja abrió una página en Facebook para dar la noticia y contar a todos cómo iban decorando la habitación de los futuros quintillizos. De pronto decenas de personas hicieron donaciones anónimas para ayudarles

Así que el tiempo pasó, lentamente, y Bárbara comenzó a ganar peso. Su tripa se hinchó más y más... Hasta que un día, Paul llevó a su mujer al hospital para que diera a luz. Ella estaba de 34 semanas, y el hospital elegido sería el Hospital Sainte-Justine de Montreal (la pareja era de Quebec, Canadá), el hospital en donde Bárbara dijo haber llevado todo el seguimiento del embarazo.

Pero ese día, Paul recibió la noticia más espeluznante: su novia Bárbara no iba a tener sus quintillizos. Ni cuatro, ni tres, ni ninguno. ¡No estaba embarazada!

Bárbara sufrió un embarazo psicológico, y mantuvo el engaño hasta el final. De hecho, el hospital no tenía registrada ninguna visita de Bárbara en esos meses... Paul, aturdido, quedó en estado de shock. Después, evidentemente, decidió poner fin a su relación y se afanó en devolver todo lo que le habían regalado para los bebés.

Las personas que la estuvieron ayudando durante todo ese tiempo, se debaten en defenderla por su supuesta enfermedad y en pedir una condena penal. Lo cierto es que no era la primera vez que esta mujer sufría un embarazo psicológico. Ya antes había fingido otro embarazo con un novio anterior...

Qué es un embarazo psicológico y cómo afecta a la mujer

El embarazo psicológico es realmente una enfermedad. Hace que una mujer crea estar embarazada y experimente los síntomas de un embarazo: abdomen hinchado, náuseas matutinas... La mente hace que ella piense que realmente está embarazada cuando en realidad no lo está. 

También se le conoce como embarazo fantasma, o más científicamente, pseudociesis, y es propio de mujeres con una obsesión desmedida por ser madres. Las hormonas experimentan un cambio, tal y como ocurre en los embarazos reales, y la mujer sufre una amenorrea (retirada de la regla). 

En realidad, las mujeres que sufren un embarazo psicológico no desean engañar a nadie. En la mayoría de los casos ellas también se sienten engañadas

Entre las causas que lo desencadenan, que son muchas, están el deseo obsesivo de convertirse en madres, baja autoestima, depresión, problemas de infertilidad o proximidad de la menopausia.