La tensión arterial de la madre puede determinar el sexo del bebé

Que si el tipo de alimentación de la madre... que si el momento exacto de la concepción... que si la famosa tabla China... Se habla mucho sobre cómo determinar el sexo del futuro bebé. Hay madres que intentan de todo con tal de tener un niño o una niña... Ahora tienen una nueva posibilidad: la presión o tensión arterial de la madre

Cómo influye la tensión arterial de la madre en el sexo de su futuro bebé

La presión arterial determina el sexo del bebé

Científicos del Hospital Mount Sinai de Toronto (Canadá), han conseguido demostrar que la tensión arterial sitólica de la madre en el momento de la concepción influye en gran medida en el sexo del futuro bebé. Para ello han seguido el caso de más de 1400 mujeres que deseaban ser madres. Algunas de ellas con marcada tensión baja y otras con tensión alta. Descubrieron que aquellas con tensión más baja, incluso unas semanas antes de la concepción, tenían predisposición a tener niñas (aunque no en el 100% de los casos), mientras que aquellas mujeres con tensión más alta que se habían quedado embarazadas, tuvieron en la mayoría de los casos... niños

En el estudio se mostró determinante la tensión sistólica, que es la presión que se ejerce en el momento del latido del corazón. Si una mujer tiene la tensión 120 mm Hg - 80 mm Hg (tensión normal en un adulto), la tensión sistólica sería 120 mm. La otra se llama tensión diastólica.

También se tuvieron en cuenta valores como el tabaquismo, el sobrepeso, colesterol y glucosa. De esta forma, los investigadores llegaron a la conclusión que el factor más determinante en todos estos casos a la hora de determinar el sexo del bebé, fue la tensión arterial de la madre

Otros métodos para determinar el sexo del bebé antes de la concepción

Existen muchas formas de 'intentar' acertar con el sexo del bebé. Evidentemente, ninguna es fiable al 100%: 

- La tabla china: Es una tabla que existe desde hace miles de años (algunos la llaman tabla Maya). Se utiliza calculando la edad lunar de la madre y planificando el mes de concepción en función de la edad materna. 

- La alimentación de la madre: Otra teoría sugiere que la alimentación de la madre meses antes de la concepción puede influir en el sexo de su futuro bebé. De esta forma, las mujeres que se alimenten a base de proteínas de la carne y alimentos ricos en sodio y potasio, tendrán predisposición a tener niños, mientras aquellas que basen su alimentación en las verduras y los alimentos ricos en calcio y magnesio, tendrían más posibilidades de tener niña. 

- El momento de la concepción: No es lo mismo un embarazo a tres días de la ovulación que en el momento mismo de la ovulación. Tal vez sea la explicación científica más fiable de por qué se tienen niños o niñas. Los espermatozoides con carga masculina son más rápidos pero viven menos tiempo. Los que determinan que el bebé será niña son más lentos pero viven más. Por eso, las mujeres que tienen relaciones el mismo día de la ovulación tienden a tener niños, mientras que las mujeres que buscan niña, deberán tener relaciones tres o cuatro días antes de la ovulación.