6 formas de acompañar a los niños en el desarrollo de su creatividad

Beneficios para el niño de que sus padres le ayuden a desarrollar su ingenio e imaginación

Mireia Sánchez
Mireia Sánchez Arteterapeuta

Los niños cuando son niños deben desarrollar su creatividad. ¿Qué papel juegan los padres en este proceso? ¡Mucho más de lo que nos podamos imaginar! Te contamos por qué debes fomentar el ingenio y la imaginación de tu hijo y te mostramos 6 formas de acompañar a los niños en el desarrollo de su creatividad.

La importancia de que los niños desarrollen su creatividad

la creatividad de los niños

'La creatividad es la inteligencia divirtiéndose'. Esta frase no es mía, es del pintor expresionista Vincent van Gogh que me parece muy oportuna para empezar este artículo. Me interesa especialmente este tándem creatividad-diversión porque esta relación se da a la perfección en el periodo de la infancia.

Los niños y niñas son creativos cuando se disfrazan, cuando inventan historias con el trote de un caballo de juguete, cuando desarrollan su potencial imaginativo en un dibujo donde conviven un superhéroe y su mamá… y lo son, justamente, porque al hacerlo juegan y se divierten.

Hay que destacar, como señala el informe, 'Desarrollo de la creatividad infantil' la importancia de los estímulos que el niño o niña recibe gracias a las personas que le rodean y que ayudarán al desarrollo de la creatividad e imaginación. La forma en la que nos comportemos y eduquemos a nuestro hijos e hijas va a determinar la manera en la que afrontarán la realidad y posibles problemas que se puedan plantear.

Vuestros hijos e hijas están en la etapa creativa por excelencia, si los acompañáis a consolidarla van a tener herramientas que les serán útiles el resto de su vida porque estarán “entrenados” a realizar nuevas y mejores conexiones neuronales, lo que va a propiciar que sean, también, mucho más resolutivos en el futuro.

Cómo ayudar y acompañar al niño en el desarrollo de su creatividad

la creatividad de los niños

Pero, ¿cómo podéis ayudarlos? Hay algunas claves que considero que no debéis desatender. ¡Veámoslas en detalle!

1. Regaladles tiempo
Los niños necesitan vuestra atención y vuestro tiempo. Buscad ese espacio en un momento del día en que no se sientan cansados, ni tengan hambre o sueño (¡ni vosotros tampoco, claro!). Cread algún tipo de rutina para invitarlos a desarrollar su creatividad en la que seáis partícipes. Podéis llamar su atención con algún objeto que indique que es vuestro tiempo de compartir y crear. Unas gafas sin cristal, un sombrero llamativo de un bazar, un delantal colorido, unas zapatillas mágicas… Cualquier objeto que indique el inicio de ese tiempo. La primera vez se sorprenderán, las siguientes las esperarán con ilusión e incluso puede que se anticipen siendo ellos quienes reclamen ese momento y os sorprendan en la cocina con el sombrero puesto.

2. Planificad la propuesta
Para que la propuesta funcione es sumamente importante que incluya algún tipo de reto que ellos puedan superar con algo de ingenio. Si es demasiado sencilla se aburrirán y abandonarán enseguida y si es muy complicada puede que se frustren,  por ese motivo debéis provocar sus ganas de superarse con ideas estimulantes y materiales que permitan llevarlas a cabo.

3. Implicadles
Lanzad la idea pero no seáis rígidos en su ejecución, ¡puede que tengan otra idea mejor!  Preguntadles, por ejemplo, cuál es su color favorito y, a continuación, jugad a los detectives buscando objetos por la casa que sean de ese color. Cuando hayáis recopilado algunos dejad que creen una composición con ellos, ¿qué tal una cara? y realizad una fotografía. ¿Qué te parece si hacemos un libro con tus cosas preferidas? Otro día podéis invitarlos a usar distintos materiales de dibujo de ese mismo color (ceras, lápices, pinturas) o proponerles un collage con imágenes que lo contengan. Dar valor a sus preferencias mejorará su autoestima.

4. Escoged materiales y soportes
Para desarrollar la creatividad es necesario que haya unos límites preestablecidos porque es ahí donde se generan conexiones nuevas para buscar soluciones, por lo tanto resulta interesante que cuando quieran dibujar, por ejemplo, les ofrezcáis papeles de medidas no convencionales, ¿qué tal una cartulina en forma de triángulo o círculo? ¿Y si realizamos dibujos en papeles pequeñitos que quepan en una caja de cerillas? ¿O un mural que cubra una pared? Lo mismo sucede con los materiales. Podéis plantear propuestas que incluyan solo madera (palos depresores, pinzas de tender, botones…) o cartón (cilindros de papel higiénico o de cocina, cajas…) y dejar a su alcance cinta adhesiva, cinta de carrocero, clips, pinzas u otros objetos que puedan utilizar para ensamblar los materiales creando estructuras. Dejad que deduzcan cómo se sostienen mejor.

5. Salid a proveeros
Aprovechad las salidas campestres o en familia para recoger tesoros (palos, piedras, hojas, troncos, conchas, piñas…). Decorad una caja en desuso para guardar los materiales naturales que halléis, podéis forrarla, estamparla con esponjas... Será un magnífico almacén de objetos y materiales para crear con ellos o utilizar como herramientas de dibujo: pintar con ramas de pino, decorar una piedra con pintura y bastoncillos de algodón, estampar hojas en la arcilla para obtener un relieve… ¡Que no falte la materia prima!

6. No juzguéis sus creaciones
Y, por supuesto, dejad que creen a su aire y no juzguéis sus creaciones, simplemente valoradlas y dejad que os expliquen con sus propias palabras qué han realizado. Nunca juzguéis sus obras, si hay juicio no hay diversión y sin diversión no hay creatividad, ¡no lo olvidéis!

Puedes leer más artículos similares a 6 formas de acompañar a los niños en el desarrollo de su creatividad, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.