Usa la creatividad para sorprender a tus hijos y mejorar su conducta

11 originales formas de utilizar la sorpresa con los niños en el día a día

Claudia Johana Mesa Córdoba
Con el trabajo y la rutina diaria a veces es  complicado sacar tiempo para disfrutar de actividades novedosas e inspiradoras con nuestros niños. Si les sorprendes con pequeños trucos que no requieren mucho tiempo, estarán más receptivos para afrontar tareas y rutinas. Por esta razón, me gustaría compartir algunas ideas que ayudarán a tus pequeños a vivir con más disposición y alegría. Y es que con una dosis de creatividad podrás sorprender a tus hijos y mejorar su conducta.

Por qué la sorpresa fomenta la buena conducta en el niño 

sorpresa para mejorar la conducta

La sorpresa es una emoción breve, espontánea y neutra. Puede  constar de momentos positivos o negativos, dependiendo de la emoción que le preceda. Cuando asombras al niño, cambias la atención de forma drástica y el cerebro esta más dispuesto a recibir información y captar con mayor fluidez los aprendizajes.

Así mismo, la sorpresa como hábito puede ayudar a que el niño se sienta más feliz en su entorno y acepte las actividades diarias con más entusiasmo y pasión. De este modo fomentamos la buena conducta en el hogar y les ayudamos a afrontar actividades que pueden ser aburridas para ellos.

Si escuchas a alguien decir que este escrito no sirve para nada, dile que tiene razón, que son tonterías típicas de una sociedad que no sabe hacia donde va… Después de esto te pregunto: ¿Ha cambiado la percepción que tenías de la lectura?

Como puedes observar, este no es el contexto que sugiere el escrito. Es muy probable que te hayas asombrado y que tu atención haya cambiado. Este es el efecto que causas en tu pequeño cuando le sorprendes.

Hay niños que se cansan con facilidad de jugar o realizar algunas actividades. Viven la rutina con desánimo y les falta alegría. La televisión y los dispositivos electrónicos son algunos de los culpables. Si eres de los padres que se preguntan: ¿cómo animar a mis hijos? En este post te comparto algunos trucos: solo hay que emplear la imaginación y la sorpresa (y sus consecuencias positivas) vendrán después.

11 formas de sorprender a nuestros hijos

formas de sorprender

Sorprender a nuestros pequeños es fácil. Con un poco de imaginación podrán reír, recordar, proyectar y, estarán más motivados para emprender nuevas aventuras.

1. Juega a poner pistas
Esconde un objeto para que después lo descubra. Por ejemplo, aquel peluche que utilizaba de pequeño y que todavía guarda en la estantería de su habitación junto a otros muñecos.

2. Utilicemos el recuerdo
Explícale situaciones pasadas que le haga sentir amor y que le llenen de felicidad. Por ejemplo, puedes contarle alguna anécdota sobre aquella vez que empezó a caminar. ¡Es probable que le sorprenda el poder recordar!

3. Despertar inesperado
¡Toca sacar partido a la música! Por ejemplo, despiértale con su canción preferida. Seguro que se asombra y comienza el día con positivismo y energía.

4. Da opciones para una misma acción
Pide que haga algo y dale opciones diferentes con el mismo fin. Por ejemplo, si tu niño o niña no quiere ponerse los calcetines dile algo como: ‘Puedes ponerte los calcetines aquí o en tu habitación’. También lo puedes hacer con la acción de atarse los cordones.

5. Cambiar un hábito diario
Modifica o altera alguna rutina que tengáis establecido en nuestro día a día. Por ejemplo, disfrutar de un picnic al aire libre. ¿A que es muy apetecible la idea?

6. Sácale partido a la música
La música tiene efectos poderosos en las personas, además de ser una bonita forma de expresar amor. Por ejemplo, dedícale una canción y pide que saque una conclusión.

7. Sorpréndele con una frase inesperada
Las palabras también nos pueden ayudar en nuestro cometido. Comienza con una pregunta tranquila y finaliza con una frase amorosa y efusiva.

8. Despierta curiosidad
Incentiva su lenguaje con palabras que les hagan soñar. Por ejemplo, pide que piense en algo que despierte su curiosidad y, después, ayúdale a buscar el significado.

9. Bromea con pequeñas cosas
Dile algo que no encaje con la rutina, que se salga de lo normal y de lo que esta acostumbrado. Por ejemplo,  envíale a dormir a una hora inusual (quizás una hora más tarde porque os habéis alargado con el momento del cuento). Importante: seguidamente explica que es broma.

10. Plantea diferentes opciones para el momento del baño
Para algunos niños el baño es momento de ‘pataletas’. Evítalas proponiendo llevar un juguete diferente para que pueda disfrutar del baño con algo que le motive.

11. Juega al despiste
A los niños les encanta que sus padres jueguen con ellos. Es una forma natural en la que perciben el amor sin palabras. Por ejemplo, dile que estás ocupado o que te vas trabajar y después sorpréndele quedándote a compartir con ellos. Le encantará saber que te quedas a jugar.

¿Preparado para fomentar el hábito de sorprender a tu pequeño? Cuanto más lo hagas, mejor integrará los aprendizajes de la vida cotidiana y vivirá la experiencia con mayor felicidad. Es una inversión de tiempo que sin duda te traerá grandes recompensas.

Puedes leer más artículos similares a Usa la creatividad para sorprender a tus hijos y mejorar su conducta, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.