Cómo enseñar los colores a un bebé con ayuda del Oso Traposo

El oso Traposo enseña los colores a los bebés a través de un juego

Estefanía Esteban

La mejor forma de enseñar a los niños cuando aún son bebés son los juegos. La concentración de los más pequeños es aún baja y necesitas algún estímulo muy atractivo para llamar su atención. Por eso, te invitamos a utilizar el juego para enseñar a tu hijo nuevos conocimientos. 

En este caso, te proponemos enseñarle los colores con la dulce mascota de Guiainfantil.com, el oso Traposo.  Te explicamos cómo enseñar los colores a un bebé con la genial ayuda de nuestro querido Oso Traposo.

6 juegos para enseñar los colores a un bebé con ayuda del Oso Traposo

Cómo enseñar los colores a un bebé con ayuda del Oso Traposo

Te ofrecemos una serie de juegos y un vídeo para que tu bebé aprenda los colores gracias a la ayuda de nuestra mascota, el Oso Traposo. ¡Aquí los tienes!:

1. 'Busca la pelota...'.  ¿Puedes ver las tres pelotas que hay junto al Oso Traposo? Pide a tu hijo que señale la pelota azul. Después tendrá que señalar la pelota roja y más tarde le pides que señale la pelota amarilla. Recuerda felicitarle cada vez que acierte la pregunta. ¡Aplausos! 

El juego de los colores de las pelotas

 

2. 'Juega con las pistas'. Muestra esta otra imagen del Oso Traposo con el fondo de un único color. ¿Sabrá tu bebé qué color es? Puedes darle las siguientes pistas: es el color de una fruta (la naranja), de una pelota de baloncesto y de la típica bombona de butano. Ahora sí... ¿Sabrá tu bebé qué color es?

Juego del color naranja

 

3. 'Adivina el color de las flores'. Traposo ahora está en el campo. Pide a tu hijo que señale el sol.. No olvides recordarle de qué color es el sol. También tiene que señalar el césped (y le explicas qué color es) y el cielo (y le dices que es de color azul). Pero también hay dos flores. Pide a tu hijo que señale la flor de color rosa. Lugo debe señalar la flor de color morado. 

Los colores del campo

 

4. 'El arcoíris'. En el arcoíris tienes muchos colores para enseñar a tu hijo. Ves repasando cada uno de los colores señalando cada una de las franjas del arcoíris: el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el azul, el añil y el morado.

El juego del arcoíris

 

5. 'La mezcla de colores'. Seguro que esto le gusta mucho a tu hijo, porque parece magia. Enséñale los colores que se consiguen mezclando otros. Por ejemplo, cuando mezclas rojo y amarillo, verá que consigues naranja. Y si mezclas el azul y el amarillo, consigues el color verde. 

Los colores mágicos

 

6. 'Adivina los colores de estos objetos'. Menciona a tu hijo y enséñale imágenes de algunos objetos y él tendrá que adivinar de qué color eso. Juega a decirle colores erróneos para ver su reacción. Por ejemplo, ¿de qué color es la luna? ¿Es roja? ¡Noooo! ¡Es blanca! ¿Y el mar, es azul? ¡Sí! Puedes hacer lo mismo con un tomate, un plátano, un aguacate, un gato negro, una calabaza... Puedes terminar explicando a tu hijo los colores del oso Traposo. Además de marrón, podrás pedirle que señale dónde tiene Traposo el color azul, rojo o naranja. 

Jugando con los colores