Por qué debes enseñar a tus hijos a salir de su zona de confort

5 ideas que harán que tus hijos salgan de la rutina y se adapten mejor a los cambios

Claudia Johana Mesa Córdoba

¿Te ha pasado alguna vez ir conduciendo y llegar a tu casa pero no recordar cómo lo has hecho? Con la rutina diaria nuestro subconsciente se acostumbra y hace cosas de forma automática, de modo que hacemos variedad de cosas sin que nuestro cerebro se esfuerce. A la larga este tipo de conductas hace que disminuya la capacidad de concentración, la memoria o la dificultad en la toma de decisiones, entre otras. Salir de la zona de comodidad o confort es algo que no se suele enseñar, sin embargo tiene innumerables beneficios para los niños en su desarrollo actual y futuro. ¿Enseñamos a nuestros hijos a salir de su zona de confort?

Por qué debemos animar a los niños a realizar cambios

cambios y rutinas

Todos hemos escuchado hablar de la llamada zona de confort. Esa por la que todos pasamos en algún momento de nuestra vida y de la cual es muy difícil salir. No tener la fuerza de voluntad necesaria para realizar cambios en tu vida hace que permanezcas en trabajos que no te gustan, junto a personas con las que no te sientes bien y aceptes situaciones que no deseas.

'¿Está mal estar en zona de confort?', nos preguntan desde en el estudio 'Aprender a aprender. El nuevo desafío', realizado por Escuela de Formación de Líderes. De ninguna manera. Nos posibilita actuar con efectividad, sin tener que hacer cada cosa como si fuera la primera vez. En todo caso lo no deseado sería circunscribirnos a esta área, ya que estaríamos muy limitados en nuestro campo de acción.

Entonces desaprovechas tu creatividad, habilidades y desperdicias parte de tu felicidad dando cabida a miedos que se instauran en tu subconsciente. ¿Te has parado a pensar que habría pasado si cuando eras pequeño te hubieran enseñado a salir de la zona de confort? ¡Es probable que tu vida a día de hoy fuera muy diferente!

Es admirable la capacidad de algunas personas para asumir los riesgos y salir de la zona de comodidad. Que hay mejor que hacer lo que quieres en el momento que quieres sin tener miedo al resultado. Este tipo de personas tienden a ser seguras de sí misma, creativas, positivas, emprendedoras… ¿Quién no quiere esto para sus hijos?

Cómo enseñar a nuestro hijo a salir de su zona de confort

salir de la zona de confort

¿Cómo ayudar a los niños a salir de la zona de confort? ¿Cómo enseñarle a tus hijos a adaptarse a los cambios? Y, sobre todo, ¿por qué deberíamos dar este paso? ¡A continuación comparto algunos de ellos!

- Fortalece la capacidad de concentración
Cuando el niño hace las mismas cosas pero de forma diferente, su cerebro está en marcha y no se activa el famoso piloto automático que va por libre. Fortalece la concentración, que será necesaria hasta en las tareas cotidianas.

- Mejora sus instintos
Su mente esta más preparada a cambios externos y se afinan los reflejos gracias a que su cerebro está activo constantemente.

- Les saca de la monotonía
Un niño que está acostumbrado a hacer cosas diferentes suele estar más enérgico y dispuesto a la aventura.

- Le protege de apegos innecesarios
Como todos sabemos los apegos limitan porque impiden que disfrutes de momentos por la falta de alguna persona o objeto. Quizás te haya pasado que tu niño solo come en un palto determinado o duerme bien solo si está su peluche preferido.

- Fortalece la memoria
Si incentivamos al niño a realizar constantes cambios, la memoria trabaja ya que para una misma cosa sea recordada de diferentes formas.

Actividades divertidas para que tus hijos salgan de su rutina

juegos para salir de la zona de confort

Si te resulta interesante, te propongo cinco ideas que harán que tus hijos salgan de la rutina y se adapten mejor a los cambios, en las que además puedes poner pizcas de juego y creatividad. Observa que otras cosas puedes cambiar y propón a tu pequeño hacer al menos un cambio diario.

- Cambia de ruta y explora nuevos caminos para ir al colegio o para volver a casa
A los niños les encanta guiarnos. ¡Pídele que sea él, el que dirija la ruta para ir a algún lugar y cámbiala de vez en cuando!

- Estimula la mano contraria a la de preferencia
Hazlo como un juego. Pide que haga un dibujo con la mano de preferencia y que lo repita con la otra.

- Camina de espaldas en una zona segura
Jugar a quien aguanta más caminando de espalda y sin mirar mejora los reflejos y a los niños les resulta divertido.

- Ve los dibujos en otro idioma
Mejora la capacidad de interpretación de situaciones y, además, les ayuda a afinar el oído a otras entonaciones, facilitando el aprendizaje de otros idiomas.

- Utiliza diferentes técnicas para atar los cordones de los zapatos
Hacerlo de diferentes formas les hace ser más habilidosos y mejora la motricidad fina.

Puedes leer más artículos similares a Por qué debes enseñar a tus hijos a salir de su zona de confort, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.